NY da una mano a los ‘dreamers’

NUEVA YORK/AP — La Asamblea de Nueva York presentó ayer un proyecto de ley para que jóvenes inmigrantes sin papeles puedan acceder a ayuda financiera estatal que les permita ir a la universidad y acceder a un fondo que les otorgaría becas privadas.

Si la iniciativa, conocida como el Dream Act estatal, es aprobada por la Asamblea y el Senado de Nueva York, el estado se convertiría en uno de los cuatro del país que ofrecen fondos públicos a jóvenes inmigrantes en situación migratoria irregular para que puedan estudiar. Los otros tres estados son Texas, Nuevo México y California.

“Creo que esto es muy positivo. Estoy emocionado pero también reacciono con cautela porque quiero ver qué van a hacer los políticos a partir de ahora. Esperamos que el Senado no se oponga”, dijo Yohan García, un mexicano cuyos estudios de ciencias políticas en Hunter College, cuestan $3,000 por cuatro clases cada semestre.

“Por supuesto yo solicitaría ayuda financiera estatal si se aprueba”, agregó García, de 26 años, y quien trabaja para pagarse los estudios.

Jóvenes inmigrantes sin papeles — que en su mayoría fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran pequeños — no pueden acceder a becas federales en EE.UU., pero en algunos estados como Nueva York, pueden pagar las mismas tarifas en universidades públicas que estudiantes nacidos en el estado.

Si el proyecto de ley presentado el miércoles es aprobado, inmigrantes que estudian podrán acceder al llamado Programa de Asistencia Educacional (Tuition Assistance Program, TAP) a pesar de no tener permiso para residir en el país.

Grupos que llevan meses trabajando para lograr la introducción del proyecto de ley describieron la medida como justa.