En campaña contra las armas

En campaña contra las armas
Un grupo de mujeres protestó ayer frente al Capitolio en Albany, N.Y., para criticar las medidas contra las armas aprobadas el gobernador Andrew Cuomo.
Foto: ap

WASHINGTON/AP —Mientras ayer los que favorecen las armas celebraron el “Día del aprecio de las armas”, los partidarios de las propuestas para controlarlas del presidente Barack Obama planean una metódica campaña estado por estado.

El plan de los que abogan por el control es de persuadir a legisladores claves que es de su interés político respaldar el esfuerzo para restringir la venta de armas y municiones y ampliar la revisión de antecedentes. Para tener éxito necesitarán acabar con dos décadas de creencia popular de que el control de armas es una mala política.

La Asociación Nacional de Portadores de Armas (NRA, por sus siglas en inglés) confía en que ese argumento no tendrá éxito. Pero mientras los sondeos muestran que la mayoría apoya nuevas leyes de armas, a raíz de la matanza en diciembre en una escuela primaria de Connecticut que dejó 20 niños y seis maestras muertas, los activistas del control de armas opinan que el cálculo político ha cambiado.

Su objetivo en las próximas semanas es convencer a los legisladores de eso también y contrarrestar la capacidad probada de la NRA de movilizar a electores contra cualquier propuesta que limita el acceso a las armas.

Los que apoyan el control de armas primero están enfocados en el Senado, que se espera actúe antes que la Cámara de Representantes sobre las propuestas del presidente. De cómo proceda el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, dependerá en parte de lo que escuche de un puñado de demócratas en estados más conservadores donde los electores favoren las armas.

El “Día del aprecio a las armas” fue convocado por grupos que creen que la Asociación Nacional del Rifle (NRA, sus siglas en inglés) no ha defendido con firmeza este derecho constitucional.