Las polémicas cifras del “stop-and-frisk”

Mientras el NYPD defiende la medida como efectiva para reducir el crimen, la NYCLU la considera una práctica racista

Nueva York – El Departamento de Policía de Nueva York dijo al momento de la primera decisión de la jueza Scheindlin, el pasado 8 de enero, que el “stop-and-frisk” “salva vidas”, y sostuvo que en los pasados 10 años se han producido 5,430 homicidios en la ciudad, comparados con 11,058 ocurridos en la década anterior a la administración del alcalde Michael Bloomberg.

Sin embargo, la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU), insiste en que la medida es una práctica racista y presentó cifras para demostrar su posición:

En los primeros nueve meses de 2012, la Policía paró y registró a 443,422 personas.

De ese número, 392,897 resultaron ser inocentes (89%).

237,314 fueron afroamericanos (55%).

139,230 fueron latinos (32%).

42,393 fueron blancos (10%).