Tiroteo en campus de Houston inició por una pelea

Las autoridades aseguraron que una de las personas que participaron en la contienda era un estudiante, y las dos personas resultaron heridas y hospitalizadas

Tiroteo en campus de Houston inició por una pelea
Estudiantes caminan por el campus mientras la policía recolecta evidencia del tiroteo.
Foto: AP

HOUSTON – Una pelea entre dos personas dio lugar al tiroteo en el campus de la universidad de Texas, donde un hombre de mantenimiento fue herido por el fuego cruzado, dijeron las autoridades.

Una de las personas que participaron en la pelea era un estudiante, y las dos personas resultaron heridas y hospitalizadas, según dijo el alguacil del condado de Harris, Armando Tello. Una cuarta persona, una mujer con una identificación de estudiante, también fue llevada a un hospital por un problema médico, dijo Tello.

El tiroteo, que ocurrió antes de la 1 p.m., hizo correr a los estudiantes por el campus de Lone Star, situado a unos 20 kilómetros al norte del centro de Houston. Algunos se atrincheraron en las aulas en las que se encontraban, mientras que otros huyeron a edificios cercanos.

Marcos Zaragoza dijo que acababa de salir de una clase de EMT cuando vio a dos personas que resultaron heridas y se detuvo a ayudar. Los oficiales no habían llegado aún, dijo.

“Las dos personas a las que asistí sólo tenían heridas leves”, dijo Zaragoza a KHOU. “Un señor tenía un disparo en la rodilla y el (otro) en realidad tenía una herida en la zona inferior de los glúteos”.

Richard Carpenter, rector en la institución educativa Lone Star, dijo que el incidente ocurrió fuera entre un edificio académico y la biblioteca.

El incidente se produjo un mes después de que un hombre armado perpetrara una matanza en una escuela primaria en Newtown, Connecticut, matando a 20 niños y aumentando las preocupaciones sobre la seguridad en los colegios de todo el país. En Texas, varios distritos escolares han aplicado o están considerando un plan para permitir al personal llevar armas de fuego en las escuelas. Las armas no están permitidas en los campus universitarios, pero la Legislatura de Texas este año puede debatir un proyecto de ley que lo permita.

Por lo menos 10 coches de policía agrupados en el lado oeste del campus con el personal de emergencia atendieron a los heridos y los cargaron en camillas. Los estudiantes fueron dirigidos por oficiales para correr entre de los edificios donde se habían escondido mientras la policía evacuaba el campus.

Keisha Cohn, de 27 años, que también está estudiando para ser paramédico, dijo que estaba en el interior de un edificio a unos 50 pies de distancia de donde se efectuaron los disparos. Oyó “no menos de cinco” disparos y comenzó a correr.

Huyó al campus del centro de aprendizaje, donde se encuentran los equipos y áreas de estudio. Al final, un policía se presentó y acompañó a la toda gente, dijo. Como muchos estudiantes, terminó dejando su coche en el campus, que fue cerrado durante todo el día.

Daniel Flores, de 19 años, estaba en un laboratorio en el segundo piso con unas 60 personas cuando escuchó un ruido que sonaba “como si alguien estuviera pateando una puerta”.

Una vez que él y otros se dieron cuenta que el sonido eran disparos, huyeron al centro de servicios, donde las autoridades les mantuvieron durante unos 30 minutos antes de dejarlos ir.

Cody Harris, de 20 años, dijo que estaba en un aula con unos seis o siete otros estudiantes que esperaban para empezar una clase de psicología cuando oyó los ocho tiros. Él y otros estudiantes se miraron entre sí y dijeron: “Creo que deberíamos salir de aquí”, y huyeron.

“Me preocupaba sólo el poder salir”, dijo Harris. “Llamé a mi abuela y le pedí que me recogiera”.