Traspapelan caso de acusado de violación

El juez pospuso la audiencia del adolescente pizzero que además enfrenta otros cargos
Traspapelan  caso de  acusado de violación
Familiares de César Lucas salen de la corte ayer, tras una breve comparecencia del repartidor de pizza ante el juez.
Foto: EDLPGloria Medina

Nueva York — Una audiencia preliminar en el caso de un repartidor de pizza adolescente acusado de violación, tuvo que ser postergada ayer después que se traspapelaran los documentos judiciales.

César Lucas, de 16 años, quien está acusado de violar a una mujer de 35, mientras que ella dormía junto a su pequeña hija, compareció brevemente en la corte vestido con un uniforme de preso color café y encadenado de los pies, cintura y manos.

El acusado, quien también tenía las manos envueltas en lo que parecía ser guantes de protección, entró a la sala judicial sin ninguna expresión facial, ni buscó con la mirada a sus familiares que se encontraban en la audiencia.

Según la acusación, los hechos ocurrieron alrededor de las 12 a.m. del 29 de septiembre de 2012, en un apartamento en el Alto Manhattan a donde Lucas fue a realizar una entrega a domicilio de pizza.

El adolescente, quien ahora enfrenta cargos de violación y allanamiento de vivienda, fue arrestado poco después en Sal’s Pizza, que queda ubicada en la misma área.

El jurista Gary Villanueva se presentó ante el juez como el nuevo abogado del acusado y escuchó las fechas en que tiene que presentar las mociones ante la fiscalía.

Aparentemente, se dio una confusión entre los documentos con los de otro caso contra Lucas, por lo que el juez de la Corte Suprema de Manhattan Thomas Farber pidió a las partes involucradas en el caso que los separaran correctamente y regresaran para escuchar la decisión del juzgado.

El otro caso al que el juez se refería fue un arresto que Lucas tuvo en agosto de 2012 por entrar al apartamento de una mujer de 39 años, mientras hacia una entrega a domicilio de pizza y le robó la billetera.

En ese entonces, Lucas fue acusado de allanamiento de morada, posesión criminal de tarjetas de crédito robadas. También se declaró inocente de este caso.

“No podemos decir nada, vamos a esperar que se tome alguna decisión”, dijo una de las tres mujeres que se identificaron como familiares del acusado, pero que prefirieron mantener sus nombres en el anonimato.

El nuevo abogado defensor prefirió no hacer comentarios a la prensa.

La próxima audiencia será el 10 de marzo, con el mismo juez.