Activistas piden licencias a gobierno de Carolina del Norte

El estado se sumó a la lista de estados como Arizona, Iowa, Michigan y Nebraska que han negado a los jóvenes con acción diferida la posibilidad de conducir legalmente
Activistas piden licencias a gobierno de Carolina del Norte
Jóvenes inmigrantes se movilizaron hasta el Departamento de Transporte en Raleigh, capital del estado, y sedes de la División de Vehículos Motorizados (DMV), y demostraron su "inconformidad" por los recientes cambios que les niegan el permiso de manejo.
Foto: EFE

Charlotte (Carolina del Norte) – La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color en Carolina del Norte (NC NAACP) solicitó al gobernador del estado restituir las licencias a los jóvenes con acción diferida.

En una carta enviada el lunes al gobernador Pat McCrory, el reverendo William J. Barber II, presidente del NC NAACP, instó al republicano a “cumplir con las leyes de EE.UU.”, apoyar la decisión del fiscal general, y gobernar “para todos los ciudadanos del estado”.

“Rogamos para que no esté de acuerdo con aquellos que utilizan el lenguaje de ‘estado soberano’, e ignoran las leyes federales. La NAACP estará del lado de nuestros hermanos latinos e inmigrantes. Debemos avanzar como estado y no retroceder”, apuntó.

Barber criticó las declaraciones realizadas el fin de semana pasado por el vicegobernador, Dan Forrest, que calificó de “error” la decisión del presidente de otorgar la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA).

“Mientras el Congreso no actúe, aquí en Carolina del Norte sí debemos, porque somos un ‘estado soberano’, y tenemos que actuar cuando los federales interrumpen nuestra capacidad de proteger a nuestros ciudadanos y hacer cumplir las leyes”, afirmó Forrest.

La administración del nuevo gobernador McCrory aún no se ha pronunciado al respecto y el Departamento de Transporte, que administra la División de Vehículos Motorizados (DMV), afirma que tomará “unos días” analizar la opinión emitida por el fiscal Roy Cooper, quien ratificó que los “soñadores” cumplen con los requisitos para obtener las licencias.

“La NAACP cree que la cuestión de cómo tratar a nuestros jóvenes latinos jugará un papel importante en la definición de la administración McCrory. Esta es una cuestión de derechos civiles y una violación a los derechos constitucionales”, apuntó Barber.

“Va a apoyar al fiscal general, o obligará a más jóvenes a mantenerse en las sombras en la espera de las reformas migratorias que se discuten a nivel federal”, cuestionó el reverendo.

Carolina del Norte se sumó a la lista de estados como Arizona, Iowa, Michigan y Nebraska que han negado a los “soñadores” la posibilidad de conducir legalmente.

Mientras tanto, los diferentes grupos de “soñadores” del estado y sus aliados mantienen sendas campañas de correos electrónicos, llamadas y firmas de peticiones por la internet al secretario de transporte, y al DMV, para que devuelvan las licencias a los amparados con DACA.