Chavismo y oposición conmemoran fin de dictadura

Las dos manifestaciones se realizaron sin que se presentaran enfrentamientos
Chavismo y oposición conmemoran fin de dictadura
Opositores flanquean una pancarta donde se lee 'Maduro usurpador' en referencia al vicepresidente Nicolás Maduro durantela manifestación de ayer.
Foto: ap

Caracas/EFE — El chavismo y la oposición venezolana conmemoraron ayer por separado el aniversario del fin de la dictadura sin que se produjeran incidentes, pero en un clima de crispación con acusaciones mutuas, llamadas a la unidad y hasta denuncias de un intento de atentado.

Los seguidores del presidente, Hugo Chávez, tomaron las calles del oeste de Caracas en la jornada en que se conmemoró el 55 aniversario del final de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez (1952-58) con una marcha masiva en “solidaridad” con el gobernante, convaleciente en Cuba desde el pasado 11 de diciembre.

Por su parte, la oposición optó por un acto en un recinto cerrado en un parque del este de la ciudad, en el que reivindicó la vía pacífica como el camino para resolver los problemas de Venezuela, al tiempo de acusar al Gobierno de utilizar la violencia con el fin de dividir a los venezolanos.

Precedidos por la polémica sobre la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del pasado 9 de enero, que aceptó que Chávez pueda jurar cuando se recupere y que su Gobierno continuara en funciones después del 10 de enero, los actos de ayer sirvieron para contrastar dos visiones diametralmente distintas del país.

La alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) emitió un manifiesto leído por su secretario general, Ramón Guillermo Aveledo, en el que reivindicó su derecho a criticar el fallo del TSJ, afirmando que fue una sentencia “monstruosa y vergonzosa”.

Además, indicó que el libertador Simón Bolívar “nunca hubiera aprobado la vergonzosa sumisión al gobierno cubano”, y afirmó que la ausencia de Chávez “ha venido a agravar la situación” debido a la carencia de “liderazgo propio de sus sucesores”, en referencia al vicepresidente, Nicolás Maduro, y el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello.

El ministro venezolano de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, yerno del presidente, también aprovechó la fecha de ayer para salir al paso de las acusaciones de quienes aseguran que en Venezuela mandan el líder cubano, Fidel Castro, y su hermano, el presidente Raúl Castro.

“Cuando la oligarquía dice que aquí está mandando Fidel, que está mandando Raúl Castro, cuán equivocados están”, sostuvo.

“Fidel y Raúl están al servicio de Hugo Chávez allá en Cuba, Fidel y Raúl han puesto a su país, a su equipo médico y a toda Cuba al servicio de la Revolución Bolivariana y del pueblo venezolano para que protejan y para que logren que el presidente Hugo Chávez se recupere”, añadió.