Vigilia por trabajador de tortillería Chinantla

Vigilia por trabajador de tortillería Chinantla
Juan Baten murió hace dos años al caer en una máquina defectuosa.
Foto: ARCHIVO

NUEVA YORK/EDLP — A dos años de la muerte de un trabajador de una tortillería en Brooklyn, familiares y activistas luchan para que empleados de la industria de alimentos tengan un lugar seguro para laborar.

Ayer, durante una vigilia en honor a Juan Baten, trabajador de la tortillería Chinantla que murió el 24 de enero de 2011 al caer en una máquina defectuosa, los participantes pidieron que las fábricas de alimentos implementen medidas básicas de seguridad para evitar más tragedias.

“Las condiciones que llevaron a Juan Baten a la muerte, no son únicas en ese lugar, sino que son muy comunes en el sector de procesamiento de alimentos”, expresó Diana Marino, de la organización Brandworkers.

Marino señaló que están trabajando junto con otras organizaciones y varios funcionarios electos para que los 35,000 trabajadores de ese sector, en su mayoría inmigrantes, no sólo trabajen en condiciones seguras sino también reciban un salario digno.

En junio del 2012, el propietario de la fábrica, Erasmo Ponce, se declaró culpable de violaciones de nómina y de seguridad. Iba a ser sentenciado a principios de enero por faltas, tras la muerte de Baten, pero La sentencia fue pospuesta hasta el 8 de julio.