En duda posible retiro de cargos en caso Etan

En duda posible retiro de cargos en caso Etan
Etan Patz desapareció en mayo de 1979.
Foto: AP

MANHATTAN — La decisión judicial sobre la solicitud de que se retiraran los cargos contra el hombre acusado de matar al niño Etan Patz fue pospuesta ayer para el 27 de marzo.

La demora es debida a que el juez Maxwell Wiley, se acaba de incorporar tras una ausencia por enfermedad.

Pedro Hernández, 51 años, está acusado de asesinar a Patz, de seis años, el 25 de mayo de 1979. De acuerdo a sus propias confesiones, Hernández prometió al niño una soda, lo llevó al sótano del 448 Oeste de Broadway, lo estranguló, puso su cuerpo en una bolsa de basura que luego tiró a un bloque del lugar.

Sus abogados defensores —Harvey Fishbein y Alice Fontier— presentaron en diciembre mociones para que se le retiraran los cargos y solicitaron la minuta del jurado investigador.

La solicitud para el retiro de cargos se basa en que las declaraciones del acusado habían sido “forzadas” debido a su condición mental que Fishbein calificó de bipolar con alucinaciones visuales y auditivas y con una capacidad intelectual al borde del retraso mental.

La defensa invalida las mismas por no haber sido corroboradas según establece la ley: “No hay cadáver, no hay escena del crimen, ni testigos”, dicen.

En su respuesta a las mociones, la fiscalía indicó que si bien la ley establece que hay que corroborar la confesión, ésta no necesita conectar al acusado con el crimen. “La evidencia sólo tiene que corroborar que el crimen se cometió”, respondió la fiscalía.

Sobre las alegaciones de esquizofrenia y desorden bipolar, la fiscalía replicó que Hernández las reportó a varios establecimientos médicos y agencias sociales, pero “nunca fue hospitalizado por su condición siquiátrica ni hay récord de ello” previo a su detención.