Imparable la violencia en Guatemala

Guatemala/EFE — La ciudad de Guatemala vivió ayer un clima de zozobra por un ataque contra policías y luego un tiroteo entre agentes de la fuerza pública y supuestos delincuentes, que dejaron como saldo tres muertos, seis heridos y dos detenidos.

Los hechos se iniciaron cuando un grupo de hombres armados atacó con armas de grueso calibre a una patrulla de la Policía Nacional Civil (PNC) que custodiaba a un vehículo del Sistema Penitenciario el cual trasladada a la reclusa Ana Liseth Rodríguez, de 37 años, a un centro asistencial.

En el ataque, perpetrado en el sureste de la capital, resultaron muertos los agentes de la PNC Amilcar Pineda y Alex Cortéz.

La reclusa, que cumple desde 2008 una sentencia de 50 años de prisión por asesinato, extorsiones y asociaciones ilícitas, resultó herida en un brazo, al igual que otros dos agentes de la fuerza pública.

El jefe de Estado lamentó que en menos de ocho días hayan sido asesinados cuatro agentes de la PNC que cumplían con su deber.

El ministro de Gobernación (Interior), Mauricio López, explicó que una patrulla copó a los delincuentes en la calzada Roosevelt, en el sur de la capital, donde se entabló un tiroteo que dejó como saldo un supuesto delincuente muerto y otros dos capturados.

En este hecho también resultó herido el inspector de la PNC, Vinicio Gómez/