Oposición egipcia busca diálogo

Oposición egipcia busca diálogo
Manifestantes egipcios huyen del gas lacrimógeno lanzado por la policía tras los nuevos enfrentamientos acontecidos ayer en la plaza Tahrir, El Cairo.
Foto: EFE

El Cairo/EFE — La oposición egipcia no islamista se abrió ayer a un diálogo con el presidente, Mohamed Mursi, para acabar con la violencia en las calles, al tiempo que unió fuerzas con el principal partido salafista para presionar a Mursi para que acceda a sus demandas.

El coordinador del Frente de Salvación Nacional (FSN), Mohamed el Baradei, solicitó en un mensaje una reunión urgente con las autoridades para acabar con la violencia que ha causado más de medio centenar de muertos y un millar de heridos desde el viernes pasado, y que ayer dejó otros dos muertos en la plaza Tahrir de El Cairo.

No obstante, precisó que el inicio de un diálogo “serio” exige respetar las condiciones del FSN, las primeras de las cuales son un Gobierno de unidad nacional y la reforma de la Carta Magna.

Un portavoz del también opositor Partido de la Conferencia, Ahmad Salah, explicó a Efe que la iniciativa de El Baradei busca ante todo acabar con los disturbios, para posteriormente, si se cumplen los requisitos, abordar un diálogo global.

Precisamente, la creación de un Ejecutivo de unidad nacional fue una de las principales propuestas que acordaron representantes del partido Al Nur, de tendencia rigorista, y del FSN, en un encuentro dirigido a unir fuerzas.

En un gesto sin precedentes, los dirigentes salafistas apoyaron la iniciativa del FSN para que todas las fuerzas políticas participen en el Gobierno.