Otro tiroteo en Arizona deja varios heridos

Otro tiroteo en Arizona deja varios heridos
A woman is taken to a paramedic truck from an office building where a shooter opened fire in north central Phoenix on Wednesday, Jan. 30, 2013. (AP Photo/The Arizona Republic, Michael Schennum)
Foto: authors

Washington/Servicios Noticiosos/EDLP — A pocas horas de que la excongresista Gabrielle Giffords, herida gravemente en un tiroteo en 2011, testificara en el Congreso para pedir un mayor control de las armas, al menos seis personas resultaron heridas, tres de ellas de gravedad, en un tiroteo perpetrado en un complejo de oficinas en Phoenix, Arizona.

Miembros del departamento de bomberos indicaron a la cadena NBC que tres de los heridos se encuentran en estado grave, mientras que los otros tres sufren heridas menores.

Las autoridades creen que el sospechoso es un hombre que huyó en un vehículo blanco, reportó el canal.

El incidente se produjo a las 10:45 am y hasta el lugar se han desplazado equipos de emergencias, bomberos, policía y un equipo policial especial que busca al sospechoso, según informo la emisora local KTAR.

Los testigos indicaron que el sospechoso entró en el edificio y comenzó a disparar unas diez veces.

El edificio de oficinas de tres pisos, situado entre la calle 16 y la avenida Orangewood fue evacuado.

Medio centenar de policías, bomberos y varias ambulancias se desplazaron al lugar para atender a las víctimas.

Durante la audiencia en el Congreso la excongresista por Arizona Gabrielle Giffords urgió ayer al Congreso a actuar “ahora” contra la violencia armada en el país y le pidió “audacia y valentía” para atajar el problema.

“Esta es una conversación importante para nuestros niños, para nuestras comunidades, para demócratas y republicanos. Me resulta difícil hablar pero tengo que decir algo importante. (…) Han muerto muchos niños, demasiados niños. Y tenemos que hacer algo. Va a ser duro, pero el momento es ahora. Tienen que actuar”, dijo Giffords.

Giffords hizo el llamado ante el Comité Judicial del Senado estadounidense en una audiencia dedicada al control de armas y la violencia armada que se abrió con su testimonio y en la que estuvo acompañada por su marido, el exastronauta Mike Kelly.

“Los estadounidenses cuentan con ustedes”, concluyó la excongresista.