Tragedia en Brasil revive viejo temor en NY

Sigue el debate sobre la seguridad en discotecas a 23 años del Happy Land
Tragedia en Brasil revive viejo temor en NY
Afiches, flores, globos y banderas en las afueras de la incendiada discoteca Kiss en Santa María, Brasil, hicieron recordar ayer otra tragedia ocurrida en El Bronx en 1990.
Foto: AP

NUEVA YORK — La duda sobre la seguridad en los recintos nocturnos de Nueva York vuelve al tapete, tras el reciente incendio registrado en Brasil, por lo que es inevitable compararlo con el ocurrido —el 25 de marzo de 1990— en el club social Happy Land de El Bronx, en el que murieron 87 personas.

Marisol Santos, 22, asidua visitante de discotecas en el Alto Manhattan, aseguró que lo primero que mira, cuando entra a un lugar por primera vez, es la ubicación de las salidas de emergencia. “No pienso negativamente, pero uno nunca sabe lo que puede pasar y me gusta asegurarme por donde puedo salir corriendo en caso que lo necesite”, precisó.

Sin embargo la previsión de Santos, no parece ser la práctica común de los visitantes regulares a los clubes nocturnos. Rafael Santiago, 36, en tono reflexivo admitió que “mi propósito de salir a bailar es divertirme. Honestamente, me preocupa y de ahora en adelante, pondré cuidado de ver si donde voy, las salidas de emergencia están bien ubicadas”.

La tragedia ocurrida en el club nocturno Kiss en Santa María, al sur de Brasil, cobró la vida de 231 personas y el incendio al parecer fue causado por la pirotecnia de una banda de música, mientras que la del club social Happy Land, fue provocada por Julio González, un cubano que tras discutir con su novia compró un dólar de gasolina en una estación cercana, la regó frente al establecimiento y le prendió fuego.

Isabel Gamoneda, 47, quien perdió a sus hermanos Marco Tulio Gamoneda, de 23, y Lennyn Gamoneda, de 18, dijo que ver las noticias de la tragedia de Brasil, “fue como revivir la tragedia del Happy Land”.

“Cuando vi a esos padres llorando en la televisión, me acordé del dolor que sentí junto a mi madre, cuando fuimos a la escuela donde llevaron los cadáveres, con la esperanza de encontrar a mis hermanos vivos”, dijo Gamoneda.

“Mis hermanos fueron al Happy Land, a la coronación de la reina del equipo de fútbol de su escuela. Cuando nos dijeron que estaban muertos, sólo escuchamos los gritos de mi mamá. Eran muchachos jóvenes, como muchos de los que murieron en la tragedia de Brasil, que el fuego les destruyó sus vidas, su futuro”, señaló el hombre.

Tanto en el Kiss como en el Happy Land, la falta de salidas de emergencia y otros elementos de seguridad, convirtieron los locales en una trampa mortal.

Frank Dwey, portavoz del Departamento de Bomberos, afirmó que “la agencia se toma muy en serio la seguridad de las personas que visitan los clubes nocturnos, realizando inspecciones rutinarias, multando, suspendiendo o cerrando los locales que tengan violaciones, según la gravedad del caso”.

Marcos Mena, de 70, quien perdió a su primo René J. Mena, de 43, en la tragedia del Happy Land, también dijo que la tragedia de Brasil “me revivió el dolor que sentí con la muerte de mi primo”.

“El sábado pasado dejé de ir a un evento social, en un lugar, porque me dio un presentimiento, y el domingo ocurrió lo de Brasil. Es terrible”, dijo Mena.

“Me trajo muchos recuerdos de lo que pasó en el Happy Land, el dolor de mi tío René, quien por entonces era reportero de un periódico de Honduras, fue a cubrir el incendio y se encontró que su hijo estaba entre los muertos”, señaló.

Julie Heckman, directora de la Asociación Americana de Pirotecnia, dijo sobre el uso de juegos pirotécnicos en el interior de un establecimiento, que el tema está regido por las leyes federales y estatales, pero “son los departamentos de bomberos locales los encargados de inspeccionar y determinar si un lugar es apto o no”.

RECUADRO

El 24 de marzo al medio día se llevará a cabo una misa en memoria de las víctimas que perecieron en el Happy Land, en la Iglesia Santo Tomás de Aquino, 1900 Crotona Pkwy. Seguidamente se realizará una vigilia en el Monumento Conmemorativo Happy Land, en la avenida East Tremont y Southern Boulevard en El Bronx.

SEGURIDAD PARA TENER EN CUENTA

Puntos para tener en cuenta en recintos públicos

–Identificar las salidas

–Cerciorarse que las puertas de emergencia estén libres de obstáculos

–Observar que hayan letreros que indiquen las salidas

–Las puertas deben tener buena iluminación y no estar con candado

–Las puertas de emergencia deben salir directamente a la calle