Los latinos y el cáncer de cuello uterino

Sé que las mujeres que forman parte de mi familia y mis amigas generalmente ponen a sus familias en primer lugar y dejan sus propias necesidades para el final, incluyendo su salud. Pero para las latinas, la realización de pruebas de detección del cáncer de cuello uterino de forma regular es fundamental para el cuidado de nuestra salud a largo plazo.

Nuestra comunidad corre un riesgo más alto que cualquier otro grupo cuando se trata del cáncer de cuello uterino. El número de casos de latinas con este tipo de cáncer es el doble al de las mujeres blancas, a pesar de que la realización de pruebas de detección son sencillas y rápidas.

Las investigaciones realizadas recientemente están repletas de buenas noticias. A principios de enero, nos enteramos de que una investigación preliminar indica que las pruebas regulares de Papanicolaou tienen el potencial para detectar también el cáncer de ovarios.

Esta es una razón más para hacer de las pruebas de detección regulares una prioridad. En la actualidad, el único método de detección es que las mujeres presten mucha atención a sus cuerpos para identificar los síntomas: hinchazón, dolor o presión pélvica o abdominal, dificultad para comer o sentirse llena rápidamente, necesidad de orinar con frecuencia o urgencia. (Debes buscar atención médica si estos síntomas son nuevos para ti, o si comienzas a sentirlos todos los días durante varias semanas.)

Un método más científico de detección precoz podría beneficiar a las mujeres en todas partes, sobre todo si este método permitiera que las latinas con vidas ocupadas pudieran realizarse dos pruebas de detección de cáncer en una sola visita.

Gracias a las nuevas recomendaciones realizadas por los proveedores de salud, que afirman que las pruebas de detección se deben realizar cada tres años en lugar de las pruebas anuales que solían recomendarse, debería ser más sencillo para las latinas encontrar el tiempo para acomodar dichas pruebas. (Se recomiendan cada cinco años si tienes entre 30 y 64 años de edad, y generalmente combinan pruebas de Papanicolaou y del VPH). En definitiva, esto significa que, si tienes 21 años o menos y eres sexualmente activa, debes realizarte una prueba de Papanicolaou cada tres años. La prueba sólo toma unos minutos: el médico raspa unas pocas células del cuello del útero para ver si hay anormalidades.

A menudo, menos no significa menos importante. Las recomendaciones son claras acerca de la importancia de llevar a cabo pruebas de detección regulares. Y en lo que concierne a los hombres, es su trabajo ayudar a que las mujeres que tienen en sus vidas encuentren el tiempo para realizarse las pruebas de detección. Apartar unos pocos minutos para las pruebas cada tres años ayudará a salvar vidas de mujeres latinas.

En el caso de las latinas más jóvenes (de 9 a 26 años), las vacunas contra el VPH pueden proteger contra el 70% de los cánceres de cuello uterino. Esta vacuna, que es una serie de tres inyecciones que se dan en un período de seis meses, puede ayudar a proteger a las jóvenes latinas de una enfermedad que afecta desproporcionadamente a nuestra comunidad.

Los que tenemos hijos varones también podemos ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino vacunándolos a ellos también. Los hombres sexualmente activos pueden ser portadores de VPH y contagiar a sus parejas, lo que aumenta el riesgo de cáncer de cuello uterino en sus parejas. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Academia Americana de Pediatría recomiendan la vacuna contra el VPH para todos los niños de 11 o 12 años. No hay duda de que seguir esta directriz ayudará a reducir las tasas de cáncer de cuello uterino en nuestra comunidad.

Si no tienes un proveedor de atención médica, llama al 311 y pregunta acerca de las pruebas de detección para el cáncer de cuello uterino. Los centros comunitarios de salud (www.nyc.gov/html/hia/html/resources/community.shtml) a menudo realizan pruebas de detección para las latinas que no tienen seguro. Para obtener más información sobre el cáncer de cuello uterino, el cáncer de ovarios y las pruebas de detección, visita el sitio web de PlannedParenthood http://www.plannedparenthood.org/esp/.