Obama pide apoyo en control de armas

La idea es disminuir los ataques vinculados con armamento
Obama pide apoyo en control de armas
El presidente de EEUU, Barack Obama, acudió ayer a las instalaciones del Departamento de Policía de Minneapoliss, Minnesota, donde habló con agentes y dirigentes comunitarios.
Foto: AP

MINNEAPOLIS, Minnesota.— Ante la incertidumbre del destino que tendrán en el Capitolio sus propuestas sobre el control de armas de fuego, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, les dijo ayer a los estadounidenses que nunca ha sido fácil cambiar el status quo pero los instó a apoyar sus planes para reducir la violencia y las matanzas a tiros.

Obama admitió que hay resistencias para implementar las revisiones de antecedentes en relación con todos los compradores de armamento y prohibir los fusiles de asalto; sin embargo, puntualizó que “no tenemos que coincidir en todo para estar de acuerdo en que es el momento de hacer algo”.

El mandatario, en presencia de varias decenas de policías, argumentó en la ciudad de Minneapolis, Minnesota, que hay legisladores demócratas y republicanos que apoyan la verificación general de antecedentes y las iniciativas contra el tráfico de armamento. No obstante, al reconocer los retos políticos que enfrenta, aseguró que su propuesta para proscribir las armas de asalto debe ser ser sometida a votación en el Congreso. “Cambiar el status quo nunca es fácil”, señaló.

“Esta no será la excepción. La única manera en la que podemos reducir la violencia con las armas en este país es si los estadounidenses deciden que esto es importante, si ustedes deciden que esto es importante; padres y profesores, policías y pastores, cazadores y deportistas, su los estadounidenses de cada estrato se levantan y dicen: ‘Esta vez tiene que ser diferente'”.

Antes de su discurso Obama asistió a una reunión en el Centro de Operaciones Especiales del Departamento de Policía de Minneapolis, en la que habló con agentes y dirigentes comunitarios.

El presidente hizo la presentación en Minnesota, un estado que se inclina hacia los demócratas y donde las autoridades llevan varios años estudiando formas de disminuir los ataques y accidentes vinculados con armamento. El mes pasado el mandatario dio a conocer su amplio paquete de propuestas para disminuir la violencia con armas en el país luego de la espantosa masacre de niños en una escuela primaria de Newtown, Connecticut. Se comprometió a utilizar todas las facultades conferidas a su puesto para luchar en favor de las propuestas, muchas de las cuales enfrentan una dura oposición en el Congreso, y de la poderosa Asociación Nacional de Portadores de Armas.