Las cuentas claras de Rajoy

El líder del gobierno español dio a conocer sus ganancias como jefe ejecutivo

Las cuentas claras de Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy se encuentra en el ojo del huracán.
Foto: EFE

Madrid/EFE — El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, hizo públicos ayer sus datos fiscales en los que consta que percibió el año pasado como jefe del Ejecutivo 49,893 euros ($66,674), tras el pago de los correspondientes impuestos.

Esta cantidad es aproximadamente una tercera parte de lo que venía percibiendo desde 2004 como diputado por Madrid y presidente del Partido Popular (PP), antes de llegar al frente del Ejecutivo español, el 20 de diciembre de 2012.

Así consta en las declaraciones fiscales publicadas en la web oficial del Gobierno, que reflejan que en 2004 Rajoy ingresó por su trabajo 147,620 euros netos ($197,272), mientras el pasado año cobró 74,912 euros netos ($100,100).

Las declaraciones publicadas por la Presidencia del Gobierno corresponden a algunos meses de 2003, año en el que Rajoy abandonó el Gobierno de José María Aznar en el que ejerció como ministro y vicepresidente, y los ejercicios de 2004 a 2012, este último año cuando regresó el Palacio de la Moncloa, sede del Ejecutivo.

Según la nota que acompaña a las declaraciones de la renta, y en algunos años también de patrimonio, Rajoy percibió hasta que fue presidente del Gobierno su sueldo como diputado por Madrid más la retribución como presidente del PP, abonada en concepto de gastos de representación y declarada en su integridad.

Además de sus retribuciones del trabajo, ha percibido durante estos años rentas adicionales producto de su patrimonio invertido en deuda pública, valores y bienes inmobiliarios.

Esas rentas y los bienes que las generan figuran reflejados con detalle en sus declaraciones de la renta y patrimonio, así como en su declaración de bienes ante el Congreso de los Diputados.

No obstante, en la información fiscal facilitada no figuran las dietas que percibe, al igual que el resto de los miembros del Congreso de los Diputados, ya que éstas están exentas fiscalmente.