‘Nemo’ podría empeorar situación de algunos

‘Nemo’ podría empeorar situación de algunos
Aunque no hubo casos que lamentar activistas creen que la situación de muchos indocumentados afectados por el Huracán Sandy podría empeorar.
Foto: EDLPHumberto Arellano

Nueva York — Familias indocumentadas de Coney Island víctimas de la súper tormenta Sandy, encaran a “Nemo” sin hogar, ni empleo.

Yadira Sánchez, activista del Proyecto de Justicia Laboral, indicó que la tormenta invernal será un freno más en el proceso de recuperación de decenas de familias sin acceso a ayuda económica del gobierno por su condición migratoria.

“Registramos casos de familias de más de cinco miembros que viven en las salas de parientes”, indicó. “Muchos negocios en Coney Island aún no abren y el desempleo es cada vez más agudo en el área”.

La activista destacó que a tres meses del paso de Sandy, la comunidad indocumentada es la que menos oportunidades tiene para afrontar la situación de abandono, condición que se agrava luego de “Nemo”.

“Las familias indocumentadas son las grandes olvidadas de los desastres naturales en la ciudad”, sentenció. “La atención a sus problemas es casi nula”.

Sánchez advirtió que los desplazados de Sandy podrían estar expuestos a enfermedades respiratorias, pues muchas familias están refugiadas en sótanos y departamentos dañados y carentes de calefacción.

“Nos preocupa que niños vivan en un ambiente húmedo o de frío extremo”, apuntó.

En Staten Island la situación podría ser similar. Gonzalo Mercado, presidente del Centro del Inmigrante, comentó que los desplazados de Sandy, muchos de ellos mexicanos indocumentados, están encarando los estragos de “Nemo” desde la vivienda de parientes.

“Muchos prefieren no ir a los refugios de la ciudad y quedarse con sus familiares, donde se sienten más seguros”, comentó. “La tormenta invernal podría dificultar que estas familias logren salir de la tragedia que dejó Sandy a su paso”.

En otro contexto, los neoyorquinos se recuperan del paso de “Nemo” y la suspensión temporal de algunos servicios. En el Sur de El Bronx, personal de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), arribó a estaciones de tren para despejar pasillos y vías de la acumulación de nieve.

Aunque las vías principales fueron limpiadas en las primeras horas de la madrugada, algunas calles en vecindarios pobres permanecieron bloqueadas por la nieve. En el trascurso del día el servicio de limpieza desbloqueó el acceso.

En el Norte de Manhattan, residentes se encontraron con montículos de basura, pero poco a poco la situación era resuelta por las autoridades.