Jóvenes del Alto Manhattan dialogan con el NYPD

Jóvenes del Alto Manhattan dialogan con el NYPD
Mary Gratereaux (de pie), de la Washington Heights-Inwood Coalition, organizó el diálogo entre estudiantes y policías en la escuela George Washington.
Foto: EDLP Jose Acosta

NUEVA YORK – Estudiantes de cuatro escuelas secundarias del Alto Manhattan se reunieron con policías de los cuarteles 33 y 34 y tuvieron la oportunidad de cuestionar a los agentes del orden sobre el trato que les dan a los jóvenes del área.

Los estudiantes se quejaron mayormente del modo en que los policías los echan de las esquinas y sobre la práctica de “parar y revisar” que afecta a muchos de ellos.

El agente Víctor Matos explicó, “Nosotros tenemos radio y sabemos de situaciones que ustedes desconocen que pueden ser peligrosas, como un tiroteo cercano o actividades de pandilla, así que si la policía les dice que se muevan de un lugar, la mejor opción es obedecer”. El añadió, “ustedes tienen que entender que el rol de la policía es preservar la seguridad pública”.

En cuanto al Stop and Frisk, el estudiante Arkey Barnett mencionó el caso de un amigo. “La policía lo separó del grupo, porque al parecer para ellos lucían sospechoso” dijo.

El policía Christian Pérez, del departamento de Asuntos Comunitarios del cuartel 34, explicó que el propósito del programa Stop and Frisk es sacar las armas de las calles.

“Bajo el programa, el policía comienza formulando una pregunta a la persona, y en base a la respuesta, el agente puede hacer otras cosas, como revisar y detener, en caso de encontrar un arma o evidencia de un delito”, dijo Pérez

Uno de los problemas crecientes en la comunidad son las fiestas en apartamentos conocidos como hookie parties, que los estudiantes celebran sin autorización de los padres.

“Yo recibo denuncias de estas fiestas todos los días”, dijo De los Santos. “El problema es que en estas fiestas los menores pueden envolverse en el consumo de bebidas alcohólicas, drogas y se han dado casos de abuso sexual”, señaló.

Mary Gratereaux, del programa de Mediación y Resolución de la Washington Heights-Inwood Coalition, quien organizó el encuentro en la escuela George Washington, dijo que propició el acercamiento porque el diálogo entre policías y estudiantes “nos ayuda a tener una mejor comunidad”.