Sale de coma niño lanzado desde una azotea

NUEVA YORK — Un niño que fue lanzado desde el quinto piso de un edificio en El Bronx, despertó ayer de un coma inducido de 15 días y otra vez delató a su agresor, según se informó.

Freddy Martin, de nueve años, fue empujado presuntamente por su vecino el 1 de febrero, desde la azotea del edificio ubicado en el 1545 de la avenida Nelson, en Morris Heights.

Martin dijo a los detectives que su vecino, Casmine Aska, de 17 años, lo arrastró desde su apartamento en el tercer piso hasta el techo y luego lo lanzó al vacío, sin motivo alguno.

Mientras tanto, el adolescente Aska, quien se encuentra en la cárcel por intento de asesinato, declaró al periódico Daily News, que se trató de un accidente y que no llamó al 911 porque su “mente se congeló”.

Aska, quien enfrenta cargos de agresión en primer y segundo grado, intento de asesinato y acción temeraria por, presuntamente, empujar a su vecino, dijo que trató de rescatar al niño, colgándose sobre el borde del techo. También reveló que huyó a casa de su tía para ir a “dormir por ansiedad”.

Después del incidente —y antes de perder el conocimiento— la pequeña víctima logró señalar a su vecino como responsable de su caída.

Por la hemorragia interna y las múltiples fracturas que sufrió Martin, los médicos del hospital Presbyterian, lo indujeron a un coma.