Cuestionan metas de deportaciones de Obama

Cuestionan metas  de deportaciones de Obama
Inmigrantes llevan carteles, durante una marcha para exigir al presidente Barack Obama, que decrete una moratoria en las deportaciones.
Foto: efe

Washington/Notimex — Activistas criticaron las metas de deportación del gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mientras por otra parte busca una vía para la legalización de la inmigración indocumentada, según un artículo del diario USA Today.

“Esto es indignante”, dijo Frank Sharry, director ejecutivo del Fondo de Educación de la organización pro-inmigrante America’s Voice, quien cuestionó al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), que depende del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

“¿Por qué el ICE y el DHS insisten en deportar a las mismas personas que el presidente Obama quiere colocar en un camino a la ciudadanía?” en caso de que se apruebe una reforma que legalice a unos 11 millones de indocumentados, preguntó.

Señaló que la Acción Diferida a las deportaciones de jóvenes indocumentados impulsada por el gobierno el año pasado, así como la discreción procesal en diversos casos de “baja prioridad” por carecer de antecedentes penales ha reducido la cifra de las deportaciones.

“Pero por razones políticas, algunos en el DHS están interesados en apaciguar a ciertos elementos de línea dura, aunque eso suponga dividir familias y deportar a muchos de los que podrían ser elegibles para legalizar su estatus”, puntualizó.

Los beneficiados pueden colocarse en un camino a la ciudadanía bajo la reforma migratoria que podría aprobarse y promulgarse en los próximos meses en caso de que la apruebe el Congreso, indicó.

Sharry pidió al presidente Obama que ordene al DHS la eliminación de esas metas de deportación “que no tienen nada que ver con efectividad en la aplicación de leyes sino con acumular puntos políticos y destruir familias”.

El artículo del diario, basado en una solicitud de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Carolina del Norte bajo la Ley de Libertad de Información (FOIA), destaca cómo el ICE se ha enfocado en alcanzar cifras establecidas para las deportaciones.

“A pesar de una política establecida de que las deportaciones se centrarían en criminales, el ICE persigue agresivamente a personas por delitos menores para cumplir con su cuota de 400 mil deportaciones anuales”, denunció America’s Voice.

El director de la organización Presente.org, Arturo Carmona, calificó como preocupantes esas revelaciones, aunque señaló que tampoco son una sorpresa.

Según la publicación, las tácticas del ICE para alcanzar esas metas incluyen la revisión de registros de peticiones de licencia de conducir para indagar sobre solicitantes extranjeros y el despliegue de agentes a puntos de inspección policial de tránsito.

Asimismo, las tácticas incluyen el procesamiento de casos de inmigrantes indocumentados que han sido arrestados por delitos menores, señaló.

Una vocera del ICE, Gillian Christensen, dijo que la dependencia no tiene un sistema de cuotas y que la entidad establece metas anuales de desempeño que reflejan su compromiso para usar los recursos limitados proporcionados por el Congreso para la aplicación de la ley.