Jefes de estado piden frenar cambio climático

Puerto Príncipe/EFE — La vigésima cuarta cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom) arrancó ayer en la capital haitiana con un llamado a frenar el avance del cambio climático, el narcotráfico y la delincuencia regional.

El anfitrión de la cita, el gobernante haitiano, Michel Martelly, dijo que es “urgente” poner en marcha nuevos mecanismos que permitan financiar el mantenimiento del medio ambiente, al tiempo que subrayó la importancia de poner en práctica la llamada economía verde.

En el caso de su país, el presidente dijo que la deforestación representa un tema de “urgencia nacional” y que por ello declaró 2013 como el Año del Medio Ambiente.

Por otro lado, Martelly se refirió al tráfico de drogas y a la delincuencia y dijo que la región debe reforzar la cooperación para hacer frente a estos problemas que, a su juicio, tienen consecuencias económicas y políticas.

En ese sentido, dijo esperar que esta cumbre “permita encontrar nuevos instrumentos para luchar” contra la criminalidad.

La cita de dos días, que aglutinará a delegaciones de los 15 estados miembros y a otras tres de los cinco territorios asociados del Caricom, tratará sobre el combate al crimen y la seguridad regional, así como la elaboración de un plan estratégico para beneficio de sus miembros.

Las discusiones, centradas en crimen y seguridad, tendrán la participación del fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, dijeron los organizadores, que alertaron sobre los altos niveles de delincuencia que sacuden a muchos de los miembros del organismo regional.

La Comunidad del Caribe la integran como miembros plenos Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.