Fijan juicio en caso Pimentel

Fijan juicio en caso Pimentel
José Pimentel
Foto: AP

MANHATTAN — El juicio del supuesto terrorista José Pimentel fue programado ayer para el 23 de abril por el juez Thomas Farber.

Pimentel, 29 años —alias Muhammad Yusuf desde que en el 2005 se convirtió al Islam— nunca ocultó sus ideas extremistas que publicó en su página de Internet trueislam1.com y en su cuenta de You Tube donde mostraba los videos de su ídolo, el clérigo radical Anwar Al-Awlaki.

El 19 de noviembre del 2011, Pimentel fue detenido cuando fabricaba tres bombas caseras que iba a probar contra la policía y oficinas de correos, para después atacar su verdadero objetivo: soldados que regresaran de Irak y Afganistán.

Ayer, el acusado no renunció a su derecho de estar presente en la sala como en ocasiones anteriores y fue traído con el uniforme naranja del Departamento de Instituciones Penitenciarias. Su cabello estaba recogido en trencitas en lugar del peinado afro que tenía a la hora de su detención. El juez no autorizó que se le tomaran fotos.

Durante el tiempo en que transcurrió la audiencia no cesó de volverse y mirar a la sala. Tal vez atraído por la presencia de los periodistas o tal vez tratando de ver un rostro conocido, pero allí no se encontraban ni familiares ni amigos.

A la salida de la corte sus abogadas Lori Cohen y Susan Walsh indicaron que la familia del acusado le quiere mucho, pero que no acuden porque no soportan a los periodistas. Ambas denunciaron que la familia ha sido acosada en su domicilio y hasta en Republica Dominicana por diferentes medios de comunicación.

Respecto al comienzo del juicio, la fecha es tentativa porque se está pendiente de múltiples variantes. En primer lugar una de las fiscales del caso está en avanzado estado de gestación y para abril se encontrará en permiso de maternidad, aunque aseguró que no demorará el caso ya que hay varios fiscales a cargo del mismo. Lo que está pendiente de saberse es cuantas horas necesitara la fiscalía para presentar su acusación ya que aún no se ha decidido, por ejemplo, cuántas de las 400 horas de grabaciones que se hicieron al acusado durante la investigación irán a juicio.

Otro de los aspectos que alargará el proceso es que los viernes no habrá juicio ya que Pimentel es musulmán y ese es el día sagrado para él.

A todas estas circunstancias el juez añadió que debido a un conflicto de agenda podría no ser el magistrado dependiendo de cuándo se inicie el juicio y cuánto se estime su duración. “Es mi preferencia tener este caso aquí, pero si no se puede, no se puede”, dijo el juez.