Peligran negociaciones con las FARC

Bogotá/EFE — El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo ayer que si el proceso de paz con las FARC no avanza “nos paramos de la mesa” al tiempo que señaló que no habrá tregua como lo pide esa guerrilla.

“En la medida en que avancemos, estaremos satisfechos, sino avanzamos, nos paramos de la mesa. Yo espero que sigamos avanzando y mientras tanto las reglas de juego son también muy claras. Aquí no hay tregua de ninguna naturaleza”, señaló Santos a periodistas tras encabezar una reunión con líderes y pobladores del municipio de Santa Bárbara, en el departamento de Antioquia.

En tono enérgico, Santos añadió: “lo que esperamos es que sigamos avanzando en Cuba para llegar a los acuerdos. Y ahí sí firmar la paz a través de los acuerdos; no de cartas, no de expresiones, de manifestaciones, sino de acuerdos concretos”, manifestó.

Ayer, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a través de su máximo líder, “Timochenko” o “Timoleón Jiménez”, criticaron la entrega de tierras supuestamente usurpadas por la guerrilla a campesinos realizada esta semana por el Gobierno colombiano y pusieron en duda que el presidente Santos tenga voluntad de paz.

En el acto de entrega de tierra, que se dio el miércoles pasado, en el departamento del Caquetá, Santos dijo que “once años después, en lugar de estar siendo despojados por las FARC, estamos despojando a las FARC de su terreno mal habido”.