Nápoles, lejos del líder

El cierre de la fecha reafirma a la 'Juve' en el primer lugar
Nápoles, lejos del líder
Edinson Cavani (centro), de Nápoles, maniobra entre los defensores del Udinese en el partido disputado ayer en el Estadio Friuli de Udine.
Foto: AP

EDITORES: Ajusta título. Se actualizará con Lazio-PescaraROMA (AP).— Nápoles se alejó a seis puntos de Juventus al igualar ayer 0-0 con Udinese, prolongando a cinco su racha de partidos sin ganar.

Juventus quedó con 58 puntos luego de vencer con facilidad el domingo 3-0 al Siena. Nápoles le sigue con 52 y se jugará a todo o nada en la próxima fecha, en que enfrentará precisamente a la “Vecchia Signora”.

La pimera ocasión más clara de gol fue de Nápoles a los 36 minutos, con un cabezazo del eslovaco Marek Hamsik, en un centro del colombiano Pablo Armero, que tapó el portero del Udinese, Daniele Padelli.

Udinese, que jugó como local, también creó acciones de peligro y en una de ellas un remate de Di Natale se fue apenas por encima del travesaño.

Roberto Pereyra falló un gol cantado a los 51 minutos cuando quedó solo a dos pasos del arco y tiró alto. Hamsik también tiró desviado a la altura del área chica a los 53′, en que ya los napolitanos habían puesto el pie en el acelerador.

A los 68′, de nuevo los del sur perdieron una gran ocasión con un tiro desviado del goleador uruguayo Edinson Cavani.

Lazio se aprovechó el mal momento por el que atraviesa el Pescara, para sumar tres puntos más, al vencerlo por 2-0, con lo que se mantiene en puestos de Champions League.

El estadio Olímpico fue testigo de los goles del rumano Stefan Radu (29′) y el bosnio Senad Lulic (35′), con lo que su equipo acaba con la racha de cinco encuentros sin ganar, para llegar a 47 puntos y ubicarse en la tercera posición.

El conjunto romano no tuvo problema alguno para imponer su ritmo y dejó sentenciado el choque desde la primera mitad con dos goles desde fuera del área, obra de Rau y Lulic.

La UEFA hizo un cuarto llamado de atención al Lazio por el comportamiento racista de sus espectadores y se expone a una clausura de su estadio.

El cuarto episodio de lo que la UEFA describió como “comportamiento racista” se produjo el jueves de la semana pasada, durante la victoria 2-0 sobre el Borussia Moenchengladbach en la Liga Europa, en un partido jugado en Roma.

La UEFA dijo que su comisión disciplinaria se reunirá mañana y analizará denuncias de que los hinchas laziales arrojaron objetos y de “insuficiente organización”.