Ante el juez padre del niño que se baleó

NUEVA YORK — El padre del niño que se disparó accidentalmente tendrá que regresar hoy a la Corte Criminal de El Bronx, mientras que el menor es dado de alta del hospital.

Denny Pantoja, de 33 años, había quedado detenido bajo una fianza de $100,000 después de ser arrestado por posesión de un arma y poner en peligro la vida de su propio hijo.

Según la acusación, Pantoja enfrenta cargos de dos incidentes diferentes. El primero, cuando el hijo se disparó en el hombro derecho con el arma que el acusado tenía escondida en su habitación.

El incidente ocurrió el viernes 22, a las 10:35 a.m., dentro de la habitación del menor, en el apartamento ubicado en el 645 de la avenida Westchester, en el área de Melrose.

El arma era un revólver Wesson calibre .38 cargado. “Usualmente, tengo el arma asegurada en la sala. Pero ese día la saque y la escondí debajo del colchón”, declaró Pantoja.

El menor, Daniel, de cinco años, fue trasladado al Centro Médico Lincoln donde ayer ya estaba en buen estado y listo para regresar a la casa, según indicó una vocera del hospital.

La acusación detalla que el padre hizo que el hijo mayor, de 11 años, sacara del edificio el arma dentro de una bolsa plástica negra para después meterla en su auto, un Ford Expedition color negro. “Tenía miedo que la Policía me detuviera”, declaró Pantoja a los investigadores.

El segundo incidente fue cuando la Policía encontró el arma dentro del vehículo. En total, Pantoja —más conocido en el vecindario como “Papa Smurf” (Papá Pitufo)— enfrenta tres cargos de posesión ilícita de un arma y dos cargos por poner en peligro la vida de dos menores.