Directora ocultó información

Así lo señala abogado de la familia de un niño esposado en una escuela de El Bronx

Directora ocultó información
Wilson Reyes, de siete años, fue esposado durante 10 horas por la Policía luego de un incidente con otro alumno. La familia demanda ahora a la directora escolar.
Foto: ARCHIVO

EL BRONX — La directora de la escuela de Wilson Reyes, el niño de siete años de El Bronx que fue esposado varias horas después de un altercado con otro alumno, ocultó información sobre el incidente a la Policía, según el abogado de la familia de Reyes.

El letrado, Jack Yankowitz, presentó ayer una reclamación por ello contra la directora, Olivia Francis-Webber, contra la escuela P.S. 114, y contra la Junta de Educación de Nueva York, que se unen a la ya anteriormente presentada contra el Departamento de Policía (NYPD).

Los hechos ocurrieron el pasado mes de enero, cuando la Policía detuvo a Reyes en su clase después de que supuestamente golpease a otro niño dos años mayor que él para robarle $5.

De acuerdo a la versión de la familia y del abogado, el menor fue esposado y confinado durante diez horas, sin antes llamar a su madre, Frances Reyes, cuando ocurrió el incidente.

Yankowitz defiende que Francis-Webber y otros funcionarios escolares conocían que las acusaciones contra Reyes eran falsas y aún así no hicieron nada por detener el arresto.

“Desde el momento en el que la Policía entró en el centro, la escuela y su directora sabían que lo que le iba a pasar a uno de sus alumnos estaba mal”, declaró el abogado. “Conocían que las acusaciones eran erróneas y no hicieron nada. Como resultado de ello, un niño de siete años fue esposado, interrogado y abusado durante diez horas”.

El Defensor del Pueblo y candidato a la Alcaldía, Bill de Blasio, emitió un comunicado condenando este tipo de actuaciones de la Policía.

“La tendencia de nuestro sistema escolar a recurrir al NYPD como herramienta disciplinaria traumatiza a los jóvenes”, dijo De Blasio. “Planta una desconfianza en nuestras comunidades y quita recursos para responder a los verdaderos crímenes, por lo que tiene que parar”.