Holanda silencia a Corea del Sur

Holanda silencia a Corea del Sur
Chien-Ming Wang
Foto: AP

TAIPEI, Taiwán/AP — Holanda dio la primera sorpresa del Clásico Mundial de Béisbol al blanquear ayer sábado 5-0 al subcampeón Corea del Sur en el inicio del Grupo B del torneo.

Diegomar Markwell y Orlando Yntema se combinaron para permitir apenas cuatro hits en siete entradas, mientras que Leon Boyd y Mark Pawelek redondearon la joya monticular del equipo holandés con dos innings perfectos.

Markwell (1-0) ponchó a dos y otorgó un boleto para apuntarse el triunfo, mientras que el abridor surcoreano Suk Min Yoon (0-1) permitió dos carreras y cargó con el revés.

El jardinero central Roger Bernadina remolcó dos carreras y el torpedero Andrelton Simmons —primer bate y prospecto de los Bravos de Atlanta— se fue de 5-3, con dos dobles y dos anotadas.

Holanda, que en el Clásico anterior derrotó dos veces y eliminó a República Dominicana en la primera ronda, aprovechó los cuatro errores de la defensa de Corea del Sur, uno de los favoritos de esta edición luego de perder la final de 2009 ante Japón.

La mayoría de los jugadores de Holanda, entre ellos el bateador designado Andruw Jones, nacieron en Curazao.

El anfitrión Taiwán derrotó 4-1 a Australia en el otro duelo del Grupo B. Holanda y Taiwán se enfrentan hoy domingo.Los dos primeros del sector avanzan a la segunda ronda que se disputará en Tokio.

El exastro de los Yankees de Nueva York, Chien-Ming Wang lanzó seis entradas sin permitir carrera para conducir a Taiwán a una victoria por 4-1 sobre Australia en el juego inaugural del III Clásico Mundial de Béisbol.

Con labor en la que permitió cuatro imparables dispersos, Wang fue ayudado por un cuadro sólido que registró tres dobles matanzas para detener las amenazas de anotación australianas.

Cheng-Min Peng conectó un cuadrangular y Chih-Sheng Lin produjo una carrera con un doblete para dar la ventaja al equipo local. Stefan Welch bateó jonrón solitario en la séptima entrada para la única carrera de Australia.

Corea del Sur es visto como fuerte favorito en el grupo, con Taiwán y Holanda compitiendo por la segunda posición, y el derecho de avanzar a la siguiente ronda, en Tokio.