Llegan los cardenales a cónclave

Ambiente de normalidad en el Vaticano donde se emite sello postal de Sede Vacante
Llegan los cardenales a cónclave
La oficina postal en Ciudad del Vaticano atendía ayer a turistas que acudieron a adquirir los sellos especiales y sobres emitidos por la Sede Vacante (abajo).
Foto: AP

CIUDAD DEL VATICANO/EFE — La normalidad reinaba ayer, en el el segundo día de Sede Vacante, en el Vaticano, mientras comenzaban a llegar los cardenales que participarán en el cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI y que celebrarán las dos primeras reuniones preparatorias mañana lunes.

La plaza de San Pedro del Vaticano estaba ayer, como todos los días, llena de turistas y fieles, que hacían largas colas para entrar en la basílica, así como de romanos, que aprovechan los sábados para pasear por el recinto vaticano.

Las colas también se hacían —y eso sí es muestra de que la Iglesia está sin papa— en las oficinas de filatelia y numismática del Vaticano, donde coleccionistas y fieles compran sellos de la Sede Vacante.

Visto que Benedicto XVI anunció su renuncia el 11 de febrero y que sería efectiva el 28 de febrero, el Vaticano ha tenido tiempo de preparar la serie de sellos de Sede Vacante y la ha puesto a la venta nada más entrar en el interregno que va desde que un papa fallece o renuncia hasta que se elige al sucesor.

La serie reproduce el emblema de la Sede Vacante, que consiste en las dos llaves entrelazadas y sobre la mismas el dosel que sustituye a la tiara papal en los tiempos en que no hay Pontífice.

El Vaticano ha sacado a la venta 230,000 series completas, cada una de las cuales consta de cuatro sellos con fondos en verde, amarillo, gris y azul.

El verde es destinado a las cartas para Italia, el azul para Europa, el gris para América y el amarillo para Oceanía.

Los sellos son vendidos exclusivamente en las Oficinas Postales de la Ciudad del Vaticano y la venta sólo durará el tiempo de la Sede Vacante.

—Más información en la pág. 2