Diablura en el Caribe

El Toluca derrota 1-0 en Cancún a un Atlante que perdió la brújula
Diablura en el Caribe
Antonio Naelson 'Sinha' (izq.) celebra la anotación de Luis Tejada sobre los Potros del Atlante, ayer, en el Estadio Quintana Roo.
Foto: MEXPORT

CANCÚN, México (NTX).— Atlante sigue sin rumbo fijo en el Torneo Clausura 2013 de la Nueva Liga MX y ayer sufrió su sexta derrota, luego de verse superado 0-1 por Toluca en el juego que cerró la actividad de la novena jornada en el Estadio Andrés Quintana Roo.

La única anotación fue del panameño Luis Tejada, al minuto 35. Con este resultado los mexiquenses llegaron a 12 unidades, en tanto que los azulgrana se quedaron con siete.

Cuando el futbol no termina por aparecer, la experiencia es la que debe hablar por un equipo, y eso fue precisamente lo que ocurrió con este Toluca que, consciente de su necesidad por sumar, no arriesgó de más y aprovechó prácticamente la única ocasión que tuvo en este partido para sacar un triunfo muy importante en todos los aspectos.

Mientras que los Potros de Hierro adolecen de muchas cosas, pero la principal es el no poder reflejar en el marcador esos momentos de lucidez que presumen en el partido.

De hecho, fueron los de casa los que vivían mejores momentos durante los primeros 45 minutos, cuando vieron cómo su portería era horadada por el cuadro visitante.

Todo se originó en los pies del brasileño naturalizado mexicano, Antonio Naelson “Sinha”, quien en medio campo clarificó por la banda derecha a la llegada de Héctor Acosta, que mandó un centro a primer poste para Tejada, que se adelantó a la marca y le metió la cabeza al esférico para batir a Jorge Villalpando al minuto 35.

A los Potros les costó recuperarse anímicamente del gol en contra pues tardaron en volver a pisar con ganas el área defendida por Alfredo Talavera y tuvieron que irse con la desventaja al descanso.

El complemento no fue muy diferente a el primer lapso, pues Atlante mantuvo la iniciativa, en tanto que los escarlatas, cómodos con su gol, no arriesgaban de más y solo esperaban algún balón largo para finiquitar el encuentro.

Ante la necesidad de ser más ofensivo y la inoperancia que estaba mostrando su eje del ataque, el técnico Daniel Guzmán ordenó los ingresos de Jerónimo Amione, Francisco Uscanga y de Francisco Fonseca para buscar un empate en el último suspiro, como el que se dio ante Querétaro.

Los Potros, sin embargo, en esta ocasión no pudieron y sumaron una derrota más que los tiene en una grave situación, lejos de la zona de clasificación, en tanto que este triunfo es oxígeno puro para el Toluca, ya que le permitirá enfrentar de mejor forma su siguiente duelo de Copa Libertadores, ante Barcelona de Guayaquil, el próximo miércoles.