Policía tras la pista del ‘camarada Raúl’ de Sendero

Lima/EFE — Las Fuerzas de Seguridad de Perú allanaron el campamento donde se escondía uno de los principales mandos terroristas de la facción de Sendero Luminoso, Jorge Quispe Palomino, conocido como “camarada Raúl”, informó ayer el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, José Cueto.

El campamento, en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), “es el centro de apoyo logístico en una zona donde no habíamos entrado porque no teníamos información de que estuvieran por esa zona y hemos llegado en una época en que normalmente no se espera”, indicó Cueto en la emisora Radio Programas del Perú (RPP).

El domingo por la noche, Cueto confirmó en un programa de televisión que no hubo bajas militares ni policiales en la operación y calculó que unos cinco senderistas murieron durante la intervención al campamento.

Durante la operación policial y militar “Ocaso Rojo”, que se realizó entre el 23 de febrero y el 1 de marzo en la zona selvática de Vizcatán, en la región Ayacucho, “Raúl” escapó del campamento que lo albergaba mientras los miembros de su seguridad iniciaban un fuego cruzado donde se confirmó la muerte de una integrante de su organización conocida como “Luisa”.

Tras la huida de los subversivos, las Fuerzas de Seguridad recuperaron diversos objetos de los miembros de Sendero Luminoso en ese terreno agreste y de difícil acceso, tales como una radio de comunicación, ropa, celulares, documentos que registran sus actividades, entre otros.

“Entre los cuadernos y apuntes encontramos anotaciones sobre varias y recientes reuniones de la dirigencia senderista para evaluar los golpes que les hemos dado, así como la aprobación de nuevos planes”, señaló Cueto.