Boricua al Salón de la Fama

Pasarell es reconocido por su vida dedicada a la promoción del tenis
Boricua al Salón de la Fama
El boricua Charlie Pasarell, al centro de la foto, ha dedicado su vida al tenis como jugador y como dirigente; por eso es parte de la clase que será admitida en julio entrante en el Salón de la Fama Internacional del deporte en Newport, Rhode Island.
Foto: EDLPGustavo Martínez Contreras

NUEVA YORK —Ha sido una vida de logros y satisfacciones obtenidas gracias a los raquetazos dentro y fuera de la cancha.

Es por eso que el boricua Charlie Pasarell será incluído dentro de la clase que será admitida en julio entrante al Salón de la Fama Internacional del Tenis en Newport, Rhode Island.

“Este debe ser el honor más grande que alguien puede recibir en el mundo del tenis”, dijo el extenista. “Va a ser una experiencia de enormes proporciones el estar junto a gente que he admirado por tantos años”.

Junto a él, el resto de jugadores que componen esta camada galardonada son Martina Hingis, Cliff Drysdalel, Ion Tiriac y Thelma Coyne Long.

Campeón colegial y protagonista de encuentros memorables ante leyendas como Pancho González, Arthur Ashe o Guillermo Vilas, ‘Charlito’, como también se le conoce, fue parte de la generación de jugadores que impulsó la creación de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

“Sí, fui parte de una generación especial de jugadores que no eran profesionales, a los que se les pagaba debajo de la mesa”, dijo. “Por eso luchamos por crear la ATP”.

La asociación quedó conformada en septiembre de 1972, luego de que los tenistas profesionales amenazaran con no jugar en Wimbledon.

Pasarell, que jugó profesionalmente en los torneos más grandes como Wimbledon y los abiertos de Estados Unidos, Francia y Australia.

En la red con la historia

Fue precisamente en Wimbledon que Pasarell quedó en la historia del tenis.

El boricua se convirtió en el primer jugador en eliminar al campeón reinante del torneo en la primera ronda.

Fue en 1967 que un Pasarell de 23 años venció al español Manolo Santana, quien se había coronado un año antes.

Dos años después, la historia del torneo tenía otra cita con él.

El boricua perdió ante Pancho González en el que fue, hasta 2010, el partido más largo en la historia del certamen, con parciales 22-24, 1-6, 16-14, 6-3, 11-9, batalla que duró 5 horas y 12 minutos.

Esta marca cayó en la edición del 2010, cuando en un partido de primera ronda el estadounidense John Isner derrotó en 11 horas, esparcidas durante tres días, al francés Nicolas Mahut. Los parciales de ese partido fueron 6–4, 3–6, 6–7(7–9), 7–6(7–3), 70–68.

De la pista al escritorio

Además de brillar en las canchas, Pasarell se destacó como promotor del deporte.

“Uno de los momentos más satisfactorios fue crear la National Junior Tennis League junto a mi amigo y compañero de universidad Arthur Ashe”, dijo. “Lo hicimos para sacar a los niños de la calle y ponerlos a jugar tenis y canalizarlos a una vida productiva”.

La ceremonia del Salón de la Fama se realizará el segundo fin de semana de n julio de este año, según informó el comité organizador.