El hombre de bronce

León, España/EFE — El exatleta Manuel Martínez ha abierto un precedente en el deporte español al recibir, más de ocho años después, una medalla olímpica correspondiente a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 por la descalificación por dopaje del vencedor, el ucraniano Yuri Bilonog.

Martínez ha reconocido a Efe sentirse “feliz por confirmarse algo que se hizo público hace unos meses, pero que, por fin, queda sin ningún género de duda”.

El que fuera capitán de la selección española de atletismo, que había concluido en la prueba olímpica -la penúltima que disputó en su carrera- en cuarto lugar con un lanzamiento de 20,84, ha recibido la noticia de la concesión de la medalla por parte del Comité Olímpico Español (COE), al que a su vez se lo notificó el Comité Olímpico Internacional (COI).

La novedad de la situación, que abre un precedente en el deporte español, según ha señalado el propio lanzador de peso, ha llevado al COE a solicitarle la devolución del diploma olímpico recibido y, con posterioridad, recibirá a su vez la medalla de bronce de Atenas 2004.

Manuel Martínez ha indicado que desconoce si se realizará algún tipo de acto de entrega de la presea, aunque ha reconocido en declaraciones a Efe que le gustaría que así fuese, “por que no deja de ser un acto especial”.

Lo que no ha podido cuantificar el deportista es el “daño económico” causado por el retraso en recibir este galardón “porque es algo incalculable, ya que a los premios que comporta una medalla olímpica, hay que añadir otras muchas cosas en cuestiones de patrocinio, becas o ayudas”, ha asegurado.

Martínez ha debutado este pasado fin de semana como responsable nacional de lanzamientos de la Real Federación Española de Atletismo en el Europeo en pista cubierta de Gotemburgo (Suecia), donde ha calificado la actuación del combinado nacional como “positiva.

?>