Hispanos de El Bronx lamentan muerte de Hugo Chávez

El presidente venezolano mantenía un programa que ofrecía combustible barato a hogares en este condado
Hispanos de El Bronx lamentan muerte de Hugo Chávez
El presidente de Venezuela Hugo Chávez (izq.), junto al congresista José Serrano cuando visitó El Bronx en septiembre del 2005.
Foto: AP

Nueva York – Residentes de El Bronx y funcionarios electos lamentaron la muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y recordaron el convenio con la compañía Citgo, para proveer combustible barato a residentes de este condado.

La filial estadounidense de la estatal de Petróleos de Venezuela S.A, PDVSA, con sede en Houston, Texas, y autoridades de vivienda mantienen el acuerdo, a raíz de una promesa que hizo el presidente Chávez al congresista José Serrano.

En otoño del 2005, el presidente venezolano, aprovechando una visita a las Naciones Unidas, fue a El Bronx y ofreció distribuir combustible barato a miles de hogares sin recursos.

Al respecto, Serrano recordó su reunión con Chávez “cuando llegó a mi barrio la invitación”. En un comunicado de prensa, el congresista dijo que el enfoque en los problemas que enfrentan los pobres y marginados en Venezuela, lo convirtió en líder verdaderamente revolucionario en la historia de América Latina.

“Se acordó que Citgo ofrecería combustible para calefacción con un gran descuento, siempre y cuando los ahorros se reinvirtieran en programas sociales”, apuntó Serrano.

El funcionario destacó que “aunque Chávez fue acusado de muchas cosas…realizó los programas que sus electores querían y ganó la reelección. Esto también fue revolucionario en la historia de América Latina”.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz, prefirió no dar declaraciones respecto a la muerte del presidente venezolano. La oficina de prensa de Citgo no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios.

Pero algunos residentes latinos de ese condado sí lamentaron la muerte del mandatario. Juan Romero, vecino de El Bronx por una década, dijo que Chávez siempre ofreció una mano amiga a los menos favorecidos.

“Al preocuparse por el condado más azotado por la pobreza demostró ser un hombre de buen corazón y comprometido con los pobres”.

José Alfredo, un trabajador del restaurante, indicó que el líder venezolano representó una inspiración para los luchadores sociales.

“No sólo ofreció ayuda a su pueblo, sino a todos los latinos, eso algo que muchos recordaremos de él aunque no seamos venezolanos”.

Jorge González comentó que recuerda la visita del presidente a El Bronx y como multitudes se reunieron para darle la bienvenida.

En 2009, Citgo distribuyó más de 90 millones de litros de combustible con un descuento del 40% a más de 100,000 hogares en Nueva York. Para 2010 se distribuyeron cuatro millones de dólares a asociaciones comunitarias del Sur del Bronx.