Es hora de mostrar la calidad

R. Dominicana es favorito, papel que le quedó grande en versiones anteriores
Es hora de mostrar la calidad

NUEVA YORK — Es hora de que el equipo dominicano cumpla con las expectativas que se tienen de su equipo de pelota que hoy debuta en el Clásico Mundial de Béisbol.

Ayer, el trabuco quisqueyano superó 8-2 a los Yankees en un juego amistoso y de preparación.

Con más de 100 jugadores en equipos de las Mayores, una vez más el equipo de República Dominicana arranca la competencia como un serio candidato a llevarse el título mundial.

Y, es que al ver a la plantilla que representará a República Dominicana en la tercera edición de este torneo, se puede estar seguro de que los ‘tigueres’ son uno de los equipos más duros en todo el certamen.

El equipo cuenta con jugadores experimentados en las Ligas Mayores como Robinson Canó, Hanley Ramírez, José Reyes, Miguel Tejada, Nelson Cruz, Fernando Rodney y Edinson Vólquez.

Sin embargo los caribeños han sido favoritos en cada edición, pero se han quedado cortos a pesar de contar con un equipo plagado de estrellas. En la edición de 2006, la novena de Quisqueya quedó en la cuarta posición.

Pero tres años después, en el Clásico que se disputó en 2009, los dominicanos fueron humillados al quedar fuera en la primera ronda del torneo tras perder en dos ocasiones con el equipo de Holanda, un completo desconocido en el escenario mundial del deporte.

Comandados por Moisés Alou y Tony Peña, el plantel de República Dominicana llega al Clásico Mundial dispuesto a borrar los malos recuerdos de la edición pasada.

“Aprendimos una lección. Nuestros jugadores vinieron a jugar de verdad. No es una coincidencia que Nelson Cruz, Hanley Ramírez, Carlos Santana o Erick Aybar jugaran pelota invernal este año. Lo hicieron para estar en forma para este torneo. Si hubiéramos estado en forma hace cuatro años, seguramente hubiéramos ganado”, dijo Alou.

El equipo dominicano abrirá en contra del equipo de Venezuela esta tarde. Sus otros rivales de grupo, considerado el de la muerte, son Puerto Rico y España.

El equipo venezolano superó 14-10 a los Mets en otro duelo amistoso.