Cuomo, Skelos, Klein: Aprueben el Dream Act

Las negociaciones en Albany sobre el presupuesto estatal entran a la recta final. La comunidad latina inmigrante espera que el gobernador Andrew Cuomo y el liderazgo del Senado reconozcan la propuesta del Dream Act como una prioridad y la incluyan dentro del paquete financiero del próximo año fiscal.

Tras una larga campaña, el New York Dream Act —que daría acceso a asistencia financiera estatal a indocumentados con diplomas de secundaria obtenidos en Nueva York— cuenta hoy con un apoyo histórico. La Asamblea estatal aprobó la propuesta del Dream Act del presidente de esa cámara Sheldon Silver y el asambleísta de Queens Francisco Moya, y asignó $25 millones para su ejecución.

El respaldo de la Asamblea es un gran paso, y una señal de que los asambleístas entienden las demandas y necesidades de la comunidad latina inmigrante. Ahora el Senado estatal y el gobernador Cuomo deben demostrar el mismo entendimiento y compromiso.

En el Senado, la decisión recae en el demócrata independiente Jeff Klein y el republicano Dean Skelos. Ambos se resisten a desembolsar el dinero para costearla.

El gobernador Cuomo, por su parte, se ha mantenido inexplicablemente silente en este asunto, a pesar de la fuerte de presión de jóvenes ‘Dreamers’ y de grupos inmigrantes, y de que otros estados como California, Texas y Nuevo México ya han reconocido el aporte de los indocumentados y aprobado leyes similares. Si Cuomo tiene aspiraciones presidenciales debería hacer todo lo posible ahora para obtener el apoyo de los votantes latinos dentro de su propio estado.

No hay excusas para no pasar el Dream Act estatal: la asistencia pública a la educación universitaria es una inversión que aumenta significativamente los ingresos de los trabajadores y los impuestos que ellos pagan. Sobre esto hay suficiente evidencia que sin duda ha llegado a los oídos de estos líderes.

La comunidad inmigrante ha trabajado fuerte en la propuesta exhaustiva del Dream Act que aprobó la Asamblea. El Senado debe aceptar la misma versión. El Dream Act estatal dará acceso a estudiantes indocumentados elegibles al programa asistencia de matrícula universitaria TAP; dará acceso a más familias al programa 529 que ayuda a ahorrar para la universidad de los hijos; y creará el Dream Fund, una comisión estatal que recauda fondos privados para la educación de indocumentados.

El reloj está andando otra vez. Esta ha sido una larga batalla. Cuomo, Klein y Skelos: denle el sí definitivo a la educación y el futuro de estos jóvenes y demuestren su compromiso con los votantes latinos.