Peña Nieto promete cambios de fondo

Peña Nieto promete cambios de fondo
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ofreció un mensaje con motivo de los primero 100 días de su Gobierno, en el Patio principal de Palacio Nacional.
Foto: notimex

México — El presidente de México, Enrique Peña Nieto, cumplió ayer cien días en el poder comprometido con impulsar cambios de fondo y reformas estructurales en el país, una de las cuales, la educativa, ya se ha concretado.

“Cada decisión tomada, cada acción emprendida, responde al gran objetivo que nos planteamos desde el primer día: transformar a México”, dijo Peña Nieto en un acto conmemorativo de los primeros tres meses de su mandato celebrado en el Palacio Nacional de Ciudad de México.

Ante empresarios, líderes políticos y miembros de las más importantes instituciones del país y acompañado por su esposa, Angélica Rivera, el presidente Peña Nieto agradeció a su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), y a los otros dos grandes en la oposición, que se han sumado al esfuerzo del Pacto por México.

“Hago un público reconocimiento a los partidos que participan dentro de él, el Partido Acción Nacional (PAN), el PRI y al de la Revolución Democrática (PRD), que junto con el Gobierno de la República se han comprometido con los cambios que necesita el país”, indicó.

Este acuerdo fue suscrito el 2 de diciembre pasado y contiene las líneas maestras de reforma que requiere el país, con una enorme desigualdad y retos mayúsculos como el combate a la inseguridad y a la pobreza.

Las cinco metas de Peña Nieto, que ayer repitió, son lograr un México en paz, incluyente, con educación de calidad, prosperidad y que sea un actor importante en el entorno global.

“No venimos solo a administrar sino realmente a transformar” a México, insistió Peña Nieto, quien recordó que su compromiso es “ejercer una Presidencia democrática” que construya “acuerdos y consensos” con las demás fuerzas políticas del país.

Uno de ellos se concretó el pasado 25 de febrero, cuando fue promulgada la reforma educativa, que crea un servicio profesional docente y un sistema nacional de evaluación, y que avalaron los principales partidos de México en el Congreso varias semanas antes.

En su intervención, Peña Nieto no mencionó a la exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, uno de los golpes de efecto de sus cien días en el cargo pues fue arrestada bajo acusación de crimen organizado el pasado 26 de febrero.

En relación con la inseguridad, Peña Nieto dijo que ha puesto en marcha una nueva política de Estado en materia de seguridad y justicia que cuenta con un Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia.