Quinn lanza candidatura a la Alcaldía

La Presidenta del Concejo Municipal inicia en barrio hispano su recorrido por NY
Quinn lanza candidatura a la Alcaldía
Rodeada de familiares y seguidores, Christine Quinn prometió luchar por la clase media, por los profesores y la educación pública en la ciudad de Nueva York.
Foto: AP

MANHATTAN — La Presidenta del Concejo Municipal, Christine Quinn, anunció ayer su candidatura oficial para suceder a Michael Bloomberg en la Alcaldía de Nueva York, y las encuestas la dan de momento como favorita entre los contendientes del Partido Demócrata.

“Me presento para alcaldesa porque amo esta ciudad”, declaró Quinn a través de un video en el que daba el pistoletazo de salida a su campaña. “Es el mejor lugar del mundo”.

Luego procedió a comenzar un tour por los cinco condados para conversar con los electores y presentar sus propuestas. Se comprometió, asimismo, a visitar los 59 distritos comunitarios con los que cuenta la ciudad antes de que se celebren las elecciones primarias.

Para su primera parada, en Manhattan, eligió el vecindario de Inwood, uno de los que cuenta con más alta densidad de población hispana de toda la ciudad.

En su discurso prometió luchar por la clase media, por los profesores y la educación pública, y recordó que “he aprobado leyes que han evitado injustas deportaciones de inmigrantes que trabajan duro en toda la ciudad”.

Su defensa por la educación y por hacer la educación preescolar obligatoria en Nueva York es la parte que más valora de su gestión Adolfo Martínez, residente del Alto Manhattan.

“La educación es el futuro, y debería ser la mayor preocupación de los políticos de la ciudad”, expresó Martínez, padre de tres hijos. “(Quinn) ha demostrado que para ella lo es, por lo que tendría mi voto”.

Durante su intervención se le pidió a Quinn que clarificara la razón por la que, como Presidenta del Concejo, no ha apoyado ni ha dado opción a que se vote un proyecto de ley que garantizaría días de enfermedad pagados para los trabajadores de Nueva York, y que cuenta con el respaldo de una mayoría de concejales.

“Apoyo la meta que busca el proyecto de ley, pero ahora no es el momento de que se apruebe, porque dañaría a los pequeños negocios de la ciudad”, explicó Quinn. “Pequeños negocios que todavía se están recuperando de los efectos del huracán Sandy”.

A Mary Fernández, que servía cafés en una cafetería próxima a donde Quinn presentaba su candidatura, no le convencieron esos argumentos.

“Los días de enfermedad tendrían que ser un derecho humano, no algo que tengan que decidir los políticos”, aseveró Fernández.

De lograr su objetivo, Quinn, de 46 años, haría historia al convertirse en la primera mujer alcaldesa de Nueva York, así como en la primera jefa del municipio abiertamente gay de la ciudad más poblada de Estados Unidos.

El año pasado se casó con su pareja, Kim Catullo, quien estuvo ayer acompañándola en el anuncio de su candidatura.

En 1999 entró a formar parte del Concejo Municipal, convirtiéndose en su presidenta en 2006.

La última encuesta publicada por la Universidad Quinnipiac le otorga a Quinn una gran ventaja sobre sus competidores en el Partido Demócrata. Cuenta con una intención de voto del 37%, mientras que ninguno de sus oponentes llega de momento al 15%.