El Viejo San Juan es declarado Monumento Histórico

El reconocimiento al Viejo San Juan abre la puerta para que Unesco lo reconozca como Patrimonio de la Humanidad

El Viejo San Juan fue designado Monumento Histórico de Estados Unidos por el Departamento de Interior federal, reconocimiento que se espera eleve la visibilidad internacional de este distrito de estilo colonial español.

La directora interina de la Oficina Estatal de Conservación Histórica de Puerto Rico, Berenice Sueiro, dijo que ya es oficial el reconocimiento del Viejo San Juan como parte de la lista de Monumentos Históricos de Estados Unidos.

Sueiro detalló que el secretario del Departamento de Interior federal, Ken Salazar, anunció la designación de 13 nuevos integrantes de la lista del programa de Monumentos Históricos de Estados Unidos (NHL, por sus siglas en inglés), entre los que destaca El Viejo San Juan.

“Se trata de un reconocimiento que no se puede cuantificar y un gran orgullo”, señaló Sueiro, para quien la distinción culmina años de trabajo de la Oficina Estatal de Conservación Histórica.

Explicó que el Departamento de Interior federal dio su reconocimiento por las construcciones del periodo que comprende de 1519 a 1898, coincidiendo con el periodo de la colonia española.

Para justificar la designación que El Viejo San Juan, el reconocimiento del Departamento de Interior federal destaca que esta zona de la capital puertorriqueña contiene la colección más grande de edificios que representan cuatro siglos de cultura española.

Sueiro dijo que la nominación es un primer paso para que El Viejo San Juan pueda ser candidato a entrar en la lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En esa lista, dentro del apartado de Estados Unidos de la Unesco, se incluye desde 1983 a La Fortaleza y las murallas del sitio histórico nacional de San Juan de Puerto Rico.

La Unesco subraya para incluir a La Fortaleza y las murallas del distrito histórico que la bahía de San Juan se protegió con toda una serie de obras defensivas construidas entre los siglos XV y XIX, fortificaciones ejemplo de la arquitectura militar europea adaptada a las zonas portuarias del continente americano.