Presentan cargos por choque fatal

Presentan cargos por choque fatal
Julio Acevedo, de 44 años, es acusado de huir de la escena del accidente donde murió una pareja que acudía en taxi al hospital para el nacimiento de su bebé.
Foto: AP

BROOKLYN — Aunque la investigación continúa la fiscalía de Brooklyn presentó ayer los primeros cargos contra el conductor que chocó su auto contra el taxi en que unos padres primerizos se dirigían al hospital.

Julio Acevedo, 44 años, fue acusado de tres cargos de homicidio negligente, abandonar la escena de un accidente sin reportarlo a pesar de que se habían producido heridas graves que resultaron en la muerte de tres personas, conducir a velocidad por encima del límite que indicaban las señales de tráfico, conducción temeraria y tres cargos de agresión en tercer grado.

El 3 de marzo aproximadamente a las 12:13 a.m. en el cruce de las avenidas Kent y Wilson, Acevedo supuestamente manejaba a unas 60 millas por hora, el doble de la velocidad permitida, un BMW 535 cuando tuvo que virar para eludir un camión de bomberos y posteriormente el auto de unos de los testigos, acelerando y chocando contra un taxi Toyota Camry en el que el matrimonio Nachman y Raizy Glauber, ambos de 21 años, se dirigían al hospital.

Según la acusación uno de los testigos vio a Acevedo salir del vehículo desde el asiento del conductor para posteriormente ser visto por otro testigo regresar al auto y alejarse del lugar.

Como resultado del accidente la pareja murió y aunque los doctores trataron de salvar a su hijo en su sexto mes de gestación, practicando una cesárea a la madre, éste también falleció esa misma madrugada. Su muerte se convirtió en otro cargo de homicidio porque de acuerdo a la ley el feto sobrevivió al accidente.

Acevedo eludió a la policía durante tres días, entregándose en Pensilvania desde donde fue extraditado a Brooklyn, Nueva York.

Su próxima fecha en corte fue fijada para el 13 de junio a la espera de que finalicen las investigaciones y se decida mantener o aumentar los cargos.

De ser declarado culpable, Acevedo podría ser condenado hasta a cadena perpetua, pero los homicidios vehiculares son difíciles de probar ya que en el caso de Nueva York tienen que establecer además de un comportamiento criminal al volante, el componente moral de que las acciones del conductor fueron reprochables.