Rinden homenajes a Romero

Adelantan actos religiosos por el magnicidio del arzobispo salvadoreño
Rinden homenajes a Romero
Con varios actos se recordará al sacerdote asesinado Oscar Arnulfo Romero.
Foto: AP

San Salvador/EFE — Los salvadoreños conmemorarán hoy con actos religiosos y culturales el 33 aniversario del asesinato del arzobispo Óscar Arnulfo Romero, cuyo magnicidio precedió el conflicto armado que vivió el país de 1980 a 1992.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital para enfermos de cáncer Divina Providencia, ubicado en San Salvador.

Este año la conmemoración de su muerte se adelantó debido a que la fecha de su asesinato coincide con el inicio de la celebración de la Semana Santa, explicó Víctor Asencio, integrante de la Fundación Monseñor Romero, entidad que junto a la Iglesia católica organiza esta celebración.

El “Día Grande” o conmemoración principal siempre se ha hecho al final de una semana dedicada a homenajes a Romero, “pero este año se hará al inicio de la semana, ya que el 24 cae Domingo de Ramos” y no se quiere interferir con el comienzo de la Semana Santa, precisó. La celebración se iniciará hoy por la tarde una peregrinación desde la plaza del Salvador del Mundo hacia la Catedral Metropolitana, donde Romero está sepultado. En la noche se tiene planeado celebrar una misa y una vigilia cultural frente a la catedral, ubicada en el centro de San Salvador.

Luego, en el transcurso de la semana, del lunes 18 al viernes 22 de marzo, se realizarán varias actividades culturales y religiosas en honor de Romero, señaló Asencio.

Romero continúa siendo un “pastor” para el país y el mundo, señaló.

Romero es recordado por denunciar las injusticias cometidas en los años previos al conflicto armado que sufrió El Salvador durante doce años, que dejó un saldo de 75,000 personas muertas, 8,000 desaparecidos y 12,000 lisiadas. El actual presidente, Mauricio Funes, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, ha sido el primero que ha pedido perdón en nombre del Estado por el asesinato de Romero, que aun sigue impune.