El ‘bullying’

Se ha convertido en algo tan común que ya muchos lo aceptan como algo inevitable y que los niños y los adolescentes deben sufrir como parte de la interacción social del mundo de hoy. Pero el acoso escolar (conocido como ‘bullying’) no sólo es inaceptable, es un asunto peligroso que ha dejado de limitarse a los confines de la calle, al parque de juegos, o los pasillos del colegio.

Los abusadores han invadido también las redes sociales. Según datos del ‘National Youth Violence Prevention Center’, se estima que casi un 30% de los adolescentes norteamericanos (5.7 millones) han acosado a un compañero, han sido víctimas de acoso, o ambas cosas. Si este creciente problema no se enfrenta a tiempo, puede causar daños a la salud y al bienestar de la víctima.

Los padres, educadores y todos en general podemos tomar un paso al frente para detener este tipo de acoso. Los expertos en psiquiatría adolescente de Loyola University les recomiendan a los padres que les ofrezcan seguridad a sus hijos si son víctimas del acoso y les repitan una y otra vez que no están solos y que el acoso no es su culpa. Los niños deben tener muy claro que nadie se merece ser víctima de acoso, y éste no se justifica bajo ningún concepto.

Si el acoso sucede en la escuela, deben informar a los educadores y a los directores escolares lo que sucede y exigir que se tomen medidas de inmediato. Si el acoso ocurre en otras áreas, aconseje a su hijo a no frecuentar los sitios donde han experimentado el acoso sin la compañía de un adulto o de otros compañeros, y evitar los portales digitales y/o la comunicación directa con el agresor que pueda ridiculizarlos o amenazarlos a través de la computadora. Si el acoso se repite, denúncielo a las autoridades locales y busque ayuda profesional para su hijo.

http://www.VidaySalud.com