Paraguay, con las esperanzas intactas pese al sombrío panorama

FÚTBOL BRASIL 2014
Paraguay, con las esperanzas intactas pese al sombrío panorama
De i a d, los jugadores de la selección paraguaya de fútbol Pablo Velázquez, Edgar Benítez, Robin Ramírez y Nelson Haedo participan en un entrenamiento en la localidad de Ypané, a 27 kilómetros de Asunción. EFE

Asunción, 19 mar (EFE).- La selección paraguaya de fútbol mantiene intactas las esperanzas de clasificar al Mundial de Brasil 2014 pese al sombrío panorama que afronta como colista de las eliminatorias sudamericanas, en las que deberá enfrentar en la undécima y duodécima jornadas a Uruguay y Ecuador, respectivamente.

La Albirroja, a cargo del seleccionador uruguayo Gerardo Pelusso, comenzó el 16 de marzo los entrenamientos con vista a los encuentros que disputará de visitante en la reanudación de la etapa clasificatoria ante ambos rivales el 22 y 26 de marzo, respectivamente.

Tras la disputa de diez jornadas, el combinado paraguayo se mantiene como último con siete puntos en la clasificación, liderada por Argentina, con 20 unidades.

Paraguay, que registra en esta campaña dos victorias, un empate y seis derrotas, cerró la tanda de juegos de 2012 con una caída por 2-0 en su visita a Colombia y con un triunfo por 1-0 ante Perú en Asunción.

Triunfos o, al menos, empates ante los próximos rivales mantendrán vivas las aspiraciones paraguayas, según lo consideraron los propios jugadores que integran la lista de 28 convocados por Pelusso para esta campaña.

“Por los puntos que jugamos y por la situación en la tabla, por cómo están Uruguay y Ecuador, son partidos definitorios, pero tenemos que llegar de la mejor manera”, expresó el volante ofensivo del Cerro Porteño Jonathan Fabbro.

En sintonía, el defensa del Tijuana mexicano Pablo Aguilar consideró que los próximos dos encuentros serán los más difíciles.

“Nos jugamos todo. Sabemos la enorme responsabilidad que tenemos y hay que apuntar al partido de la mejor manera”, dijo el jugador, que comentó que se encuentra “muy motivado” ante el trabajo que está realizando con sus compañeros y que eso hace que mantengan la confianza.

“Uruguay tiene jugadores de mucha calidad que están pasando por un buen momento en sus clubes y, al igual que nosotros, ellos se juegan todo, porque si pierden se quedan muy atrás. Será un partido muy complicado, diría que de vida o muerte”, abundó en alusión al encuentro que disputarán en Montevideo.

Paraguay, que estuvo en los últimos cuatro mundiales, debe sumar al menos tres puntos en esa tanda de partidos para seguir en carrera por la clasificación a Brasil 2014.

Sectores de la prensa deportiva local consideran que ha sido tardío el proceso de renovación aplicado en el combinado paraguayo a partir de la llegada de Pelusso, el 10 de julio de 2012, cuando sustituyó a Francisco ‘Chiqui’ Arce, y que demoraría más tiempo ver los frutos del recambio.

También criticaron la nueva ausencia en la plantilla del atacante del Málaga español y figura emblemática de Paraguay Roque Santa Cruz.

Al respecto, Pelusso dijo en rueda de prensa que no hablará de los que no están convocados, aunque descartó que exista un “tema personal” o problema con Santa Cruz.

El guardameta Diego Barreto, del Cerro Porteño, y los delanteros Pablo Velázquez, del Libertad, Edgar Benítez, del Toluca mexicano, y Luis Caballero, del Samara ruso, se suman como nuevas figuras a los ya experimentos Nelson Haedo, del Valencia español, y Oscar Cardozo, del Benfica portugués.

Además de Santa Cruz, otro de los grandes ausentes será el atacante del Guangzhou Evergrande chino Lucas Barrios, así como el portero y excapitán de la selección Justo Villar, que milita en el Nacional local.