Se tiene que denunciar el ultraje

No hay manera alguna de justificar un ultraje. El acto de violación a una mujer es injustificable. En este pertubador caso, la estudiante estaba embriagada. Su borrachera la había inmovilizado. Su cuerpo inerte, en vez de sensibilizar a aquellos que la vieron, lo que hizo fue excitarlos.

Trent Mays, de 17 años, y Ma’Lik Richmond, con 16 años —ambos estudiantes en Steubenville High School en Steubenville, Ohio, procedieron a abusar de la muchacha mientras yacía inconsciente. La penetración fue con sus dedos y otros actos que prefiero no detallar. Entiéndase que, inicialmente, uno de los jóvenes dijo que debió haberla penetrado ya que todos pensaban que lo había hecho.

No satisfechos con su violento, cobarde acto a un ser humano indefenso, los dos animales ultrajadores procedieron a fotografiar a su también adolescente víctima antes y después del vil acto.

Orgullosos de su abuso, procedieron a compartir sus fotos utilizando la tecnología que les ofrece el “social media”. Con toda intención de dar a conocer su ultraje, procedieron a grabar un video en que un estudiante habla del ultraje, según lo reportó Prensa Asociada.

A todo esto, los menores fueron eventualmente acusados y un juez los halló culpables el pasado domingo. La sentencia para ambos no excede los dos años y luego estarán fichados en registros de abusadores sexuales por el resto de sus vidas.

Como padre de dos hijas y un hijo, el tema me impacta por ambos lados. Sin embargo, no entiendo cómo hay quienes comentan la lástima que sienten por las vidas destruidas de estos muchachos. Infelices sean los que olvidan la vida destruida de la víctima. Se habla del mes de la mujer y se celebran con agasajos los logros de muchas. ¡Que se escuchen sus voces compañeras acerca de casos como éste!

Bajofuego@eldiariony.com

?>