Bloomberg y Biden se arman

Nueva York/EFE — El vicepresidente de EEUU, Joseph Biden, exigió ayer “coraje” al Congreso para que apruebe medidas de control de armas que incluyan la prohibición a los rifles de asalto, en una conferencia en la que estuvo con el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg y familiares de las víctimas de la matanza de Newtown.

“Hace tres meses un hombre trastornado entró en la escuela primaria de Sandy Hook empuñando un arma de guerra. Esa arma de guerra no tiene cabida en las calles de EEUU. Quitarla de las calles de este país no tiene ningún impacto sobre el derecho constitucional de ser propietario de un arma”, aseguró Biden.

El vicepresidente dijo que los políticos de este país tienen “la responsabilidad de actuar” por las “voces silenciadas” de los veinte niños y seis adultos que murieron a manos del joven Adam Lanza en ese colegio de primaria de Newtown el pasado 14 de diciembre.

El alcalde Bloomberg, expresó que una gran mayoría de estadounidenses apoya estas medidas.