El Espanyol afronta la recta final para la salvación ante rivales envenenados

Barcelona (España), 25 mar (EFE).- El Espanyol llega a la recta final de la Liga, de la que restan diez partidos, en una cómoda posición en la clasificación, en principio, con 35 puntos y a falta de siete para los soñados 42 de la permanencia, pero todos sus rivales a partir de ahora se juegan el éxito o el fracaso de la temporada.
El Espanyol afronta la recta final para la salvación ante rivales envenenados
El entrenador del Espanyol, el mexicano Javier Aguirre. EFE/Archivo

Barcelona (España), 25 mar (EFE).- El Espanyol llega a la recta final de la Liga, de la que restan diez partidos, en una cómoda posición en la clasificación, en principio, con 35 puntos y a falta de siete para los soñados 42 de la permanencia, pero todos sus rivales a partir de ahora se juegan el éxito o el fracaso de la temporada.

En las últimas jornadas, los blanquiazules ya han visto como los contrarios se aferran a los puntos y aparcan el juego de toque y ofensivo. Los equipos son más defensivos y corren menos riesgos. Sumar ahora es oro y los oponentes del Espanyol pelean por meterse en Europa o por eludir el descenso a Segunda división.

A los pupilos de Javier Aguirre, técnico del bloque catalán, les esperan cinco partidos en casa y otros cinco a domicilio, de forma alterna. La Real Sociedad visita Cornellá-El Prat este domingo y después se enfrentará a Osasuna, Valencia, Getafe, Granada, Sevilla, Madrid, Deportivo, Barcelona y, para cerrar el curso, el Celta.

Todos se juegan mucho. La Real Sociedad presume de un cuarto puesto en la clasificación con 47 puntos y no renunciará a colarse en la Champions. Osasuna, por su parte, tiene 28 en la tabla. Está a cuatro del descenso y pelea por evitar las sorpresas negativas de aquí al final de temporada de Liga.

El Valencia es quinto con 45 puntos, en puestos de Europa League, aunque no se conforma y aspira a disputar la máxima competición continental. En una situación muy similar está el Getafe, con 42 tantos, y con el caramelo europeo muy a tiro. La del Granada es distinta, pero igualmente motivadora: con 28, regatean al descenso.

El Sevilla suma 38 puntos. Los andaluces están en tierra de nadie, pese a que un acelerón de aquí a final de temporada les llevaría a grandes éxitos. Después, el Madrid visita Cornellá. Siempre complicado, los de Mourinho luchan por aguantar la segunda plaza y por meter presión al Barcelona, ahora líder de Primera.

El Deportivo, en la siguiente jornada, recibe a los blanquiazules con una urgencia máxima. Es último de la Liga y aún sueña con la salvación, de la que ahora le separan seis puntos. El Barça es el próximo rival, y los azulgrana, cómodos en la tabla, nunca regalan nada al Espanyol. Es un derbi y todos lo quieren ganar.

Finalmente, los blanquiazules cierran la temporada contra el Celta en Balaídos. Los gallegos son penúltimos de la clasificación con 23 puntos y el Espanyol podría vivir un partido de infarto en Vigo. La plantilla catalana espera tener los deberes hechos para entonces para evitar sorpresas dramáticas.