La prensa deportiva dice ahora que China no puede permitirse echar a Camacho

Pekín, 25 mar (EFE).- Tras varios días de rumores en la prensa deportiva china de una posible destitución del seleccionador nacional, el español José Antonio Camacho -quien salvó de momento los muebles con una victoria por la mínima ante Iraq- ahora los mismos medios señalan que la federación no puede permitirse su cese.
La prensa deportiva dice ahora que China no puede permitirse echar a Camacho
El entrenador de la selección de China, José Antonio Camacho (d), durante un entrenamiento realizado en junio del año pasado, en Sevilla. EFE/Archivo

Pekín, 25 mar (EFE).- Tras varios días de rumores en la prensa deportiva china de una posible destitución del seleccionador nacional, el español José Antonio Camacho -quien salvó de momento los muebles con una victoria por la mínima ante Iraq- ahora los mismos medios señalan que la federación no puede permitirse su cese.

“No hay en el contrato una cláusula que estipule que Camacho debe llevar al equipo a la fase final de la Copa de Asia”, señala hoy el diario “China Daily”, después de que el mismo medio asegurara la semana pasada que si el equipo era apeado en la clasificación, ello significaría el final del murciano al frente de la selección.

Al no existir objetivos deportivos en el contrato, los patrocinadores de éste deberían pagar a Camacho el sueldo íntegro de este año y el que viene (el contrato finaliza en 2014), lo que según “China Daily” ascendería a unos 5,55 millones de dólares (4,3 millones de euros).

Camacho aseguró ante los rumores que él “nunca abandonaría” y seguirá intentando llevar a China al campeonato de Australia 2015, después de haber fracasado en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014.

En defensa de Camacho ha salido uno de los ex internacionales chinos más aclamados, el delantero retirado Hao Haidong, quien opinó que los malos resultados de China no se deben al seleccionador sino a la falta de cantera, ya que cada vez menos jóvenes chinos empiezan a jugar a este deporte.

“No vale la pena culpar a un jugador o un entrenador, no habría gran diferencia contratando a otra gran figura”, señaló Hao, mientras la prensa deportiva barajaba la posibilidad de que Camacho sea sustituido por el italiano Marcelo Lippi, actual entrenador del club local Guangzhou Evergrande.

El pasado viernes, China ganó por un agónico 1-0 en el minuto 93 a un Irak que había quedado con 10 hombres, en un partido disputado en la ciudad central china de Changsha.

Con dos de los seis partidos de la fase de clasificación disputados, China está en segundo lugar de su grupo, tras la Arabia Saudí de otro español, Juan Ramón López Caro.

Sólo los dos primeros equipos y el mejor tercero se clasifican automáticamente para el campeonato de selecciones continental, para el que ya están clasificados, además del anfitrión, las dos Coreas y Japón.

Con Camacho, la selección china ha caído a su peor puesto histórico en la clasificación FIFA (el 109), y ha perdido cuatro de los cinco últimos amistosos, incluyendo un muy doloroso 8-0 ante Brasil.