París bien vale un Mundial

París, 25 mar (EFE).- La selección española busca en Saint Denis un triunfo que le saque de la encrucijada, en su irregular camino al Mundial 2014 en el que tras dos empates consecutivos de local -Francia y Finlandia-, acude a París obligado a derrotar al líder del grupo para arrebatarle el puesto y esquivar una repesca deshonrosa para el vigente campeón del mundo. París, 25 mar (EFE).- El seleccionador francés, Didier Deschamps, compareció visiblemente tranquilo antes del encuentro contra España de mañana, símbolo del buen momento que atraviesa su equipo y aunque consideró a la roja "el mejor equipo del mundo" señaló que saldrán "a dar la batalla".
París bien vale un Mundial
El seleccionador nacional, Vicente de Bosque, hace indicaciones a sus jugadores, durante el entrenamiento que la selección española de fútbol realizó ayer en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas antes de partir hacia París. EFE

París, 25 mar (EFE).- La selección española busca en Saint Denis un triunfo que le saque de la encrucijada, en su irregular camino al Mundial 2014 en el que tras dos empates consecutivos de local -Francia y Finlandia-, acude a París obligado a derrotar al líder del grupo para arrebatarle el puesto y esquivar una repesca deshonrosa para el vigente campeón del mundo.

París, 25 mar (EFE).- El seleccionador francés, Didier Deschamps, compareció visiblemente tranquilo antes del encuentro contra España de mañana, símbolo del buen momento que atraviesa su equipo y aunque consideró a la roja “el mejor equipo del mundo” señaló que saldrán “a dar la batalla”.

Dos fallos puntuales de relajación tienen a España en las cuerdas. Nunca un campeón del mundo no tuvo la oportunidad de defender corona y la repesca aparece como mal menor de trasfondo, pero la ‘Roja’ no quiere manchar su imagen y con tintes de final, afronta una visita a Francia donde quiere demostrar quien es el dominador del mundo en los cinco últimos años.

“La clave estará en utilizar bien el balón cuando lo tengamos y obligarles a defenderse. El planteamiento será muy similar a la de la ida. Contra España, es inútil luchar para quitarles el balón, ellos van a tener la posesión. Pero nosotros tenemos que usarlo bien cuando lo tengamos”, afirmó el técnico.

Dos Eurocopas consecutivas y un Mundial son su carta de presentación. La confianza y admiración de todos se la ha ganado a pulso, pero en el deporte no se vive del pasado y España debe poner punto y final a momentos en los que hubo exceso de confianza. Pasó en el Vicente Calderón, ante Francia, cuando en el minuto 94 un saque de esquina a favor acabó con dos graves errores que significaron el tanto del empate de Giroud. Se repitió con Finlandia, cuando tras abrir la lata España se relajó y fue castigada por un rival que ni había pasado el centro del campo.

El seleccionador galo rechazó que su equipo vaya a salir cerrado atrás: “Nunca preparo a mis equipos para empatar. Aunque sabemos que el empate es un resultado que no nos va mal. La convicción y la intención es lo que cuenta. El resultado, lo aceptaremos, pero no saldremos a empatar”.

Así llega una final temprana en Saint Denis. Sin el capitán Iker Casillas en portería ni Jordi Alba en el lateral izquierdo, ambos lesionados. Sin David Silva sancionado. Pero con sustitutos de garantía y el regreso al equipo de dos jugadores que implantan un estilo. Xavi Hernández y Xabi Alonso recuperan el mando.

Deschamps indicó que respetan mucho a la selección española, al igual que la respetaban en el partido de ida en Madrid, cuando lograron un empate que, reconoció el seleccionador, les permitió ganar en confianza en su juego.

Piensa Vicente del Bosque en la opción de Nacho Monreal como lateral izquierdo y la velocidad de Pedro como solución ofensiva. Parece inamovible su apuesta por el sistema que le condujo al éxito, jugando con falso nueve, y Cesc Fábregas lucha con David Villa por un puesto. Tiene más ventaja el primero tras convertirse en indiscutible.

“Es lógico que España tenga más certidumbres. Pero nosotros fuimos capaces de crearles dificultades. Les respetamos, lo que no quiere decir que les tememos. Cuando juegas contra España sabes la fuerza que tienes enfrente. Tenemos que ser capaces de demostrar nosotros la nuestra. Vamos a dar guerra”, dijo.

Con cuatro cambios en el equipo titular llegará la ‘Roja’ a un estadio en el que en su última visita se exhibió. Un 0-2 que confirmó el paseo, la exhibición máxima de un estilo al que ahora se agarra como firme argumento ante la crítica. En el grupo no hay dudas y sobran ganas de volver a demostrar quienes son. Que en el ambiente se escuche la expresión ‘fin de una época’ causa al vestuario estupor.

Deschamps aseguró que el empate concedido por España contra Finlandia el pasado viernes “da más obligación a ‘la roja’ de ganar en París para no depender de Francia”, pero aseguró que su planteamiento no hubiera cambiado si se hubieran impuesto a los escandinavos.

Al duelo por liderar el grupo y dar un paso casi definitivo al Mundial 2014, llega Francia con la moral recobrada y con la confianza de ser el primero tras haber conseguido pleno de victorias y un valioso empate en Madrid. Los de Didier Deschamps tienen todas las cartas en su mano, pero son conscientes de que enfrente está “el mejor equipo del mundo”, por lo que toda tentación de caer en el exceso de confianza ha sido cortada de raíz.

“Ahora tenemos dos puntos más que España, algo que pocos se imaginaban. El encuentro en Madrid nos dio más convicción en nuestro juego. Pero tenemos que estar al máximo. Si ellos no lo están, cosa que no creo que suceda, nos vendría bien. Pero para tener un buen resultado tenemos que hacer un gran partido colectivo”, afirmó.

Con frecuencia, el técnico y los jugadores han puesto como ejemplo la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones entre Barcelona y Milán. Los italianos afrontaban con ventaja el partido de vuelta, pero el Barça, que aporta la mayor parte de los internacionales a España y el estilo de juego, dio la vuelta a la situación en el Camp Nou.

“No creo que mi colega Vicente del Bosque esté inquieto. Es el seleccionador de España, no puede estarlo. Pero estoy seguro de que no se espera un partido fácil, sabe que tiene calidad frente a él, aunque eso no quiere decir que haya dudas, son muy conscientes de sus fuerzas y vendrán a ganar ese partido”, agregó.

“No vamos a caer en el exceso de euforia”, afirma Deschamps. Un enfoque que, necesariamente, pasa por contrarrestar el juego ofensivo de España, según el seleccionador, sabedor que será muy difícil disputarles la posesión del balón a una selección española que ha hecho de eso su santo y seña.

Para Deschamps, la baja de Jordi Alba en el conjunto español cambiará un tanto al equipo español, porque su sustituto, previsiblemente Nacho Monreal, no tiene las mismas características.

La referencia es la segunda mitad de los “bleus” en el Calderón, cuando lograron doblegar a la ‘Roja’, crearon muchas ocasiones de gol y acabaron logrando el empate. Ese partido mostró el camino a los franceses y les convenció de que España no es invencible.

Además, el seleccionador galo se aguarda a la presencia de Xavi Hernández, Xabi Alonso y Sergio Busquets en el centro del campo: “Son muy fuertes técnica y tácticamente y están acostumbrados a jugar juntos. La cosa va a ser muy diferente”, señaló.

Raphael Varane, que debutó el pasado viernes frente a Georgia, se mantendrá en el banquillo. Todo indica que Deschamps volverá a confiar en su equipo de gala, tras haber introducido algunas variantes para el último encuentro. Eso incluye al delantero Karim Benzema, pese a que el atacante acumula ya 929 minutos sin marcar y se ha ganado la animadversión de una parte del público. Deschamps le renueva, una y otra vez, su confianza, sabedor de que a Francia le hacen falta delanteros de su calidad para una final.

Deschamps volvió a reiterar su confianza en Karim Benzema, aunque no especificó si el madridista estará en su once de salida.

.

“Conozco la calidad de Karim, no se pueden discutir, se puede hablar de su momento de forma, de lo que hace o no en la cancha, pero lo tiene todo para hacerlo bien”, dijo.

– Alineaciones probables:

También tuvo palabras elogiosas para Raphael Varane, del que dijo que “lo tiene todo” y “representa el futuro del equipo de Francia”.

Francia: Lloris; Jallet, Koscielny, Sakho, Evra; Cabaye, Gonalons, Matuidi; Valbuena, Benzema y Ribéry.

España: Valdés; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Monreal; Busquets, Xavi, Xabi Alonso; Iniesta, Pedro y Cesc.

Árbitro: Viktor Kassai (HUN)

Estadio de Francia de Saint Denis

Hora: 21.00 horas (20.00 GMT).