Supremo cuestionamiento

Interrogan exhaustivamente a defensores de propuesta 8

Supremo cuestionamiento
Activistas y gente común de ambos lados de la controversia sobre el matrimonio gay estuvieron protestando ayer frente al Tribunal Supremo en Washington, D.C.
Foto: ap

Washington/EFE — Los nueve jueces del tribunal Supremo del país cuestionaron ayer algunos argumentos de los defensores de la Propuesta 8, la enmienda que prohibió los matrimonios gays en California, pero se mostraron cautos y divididos ante el papel que la máxima instancia judicial debe tener en el caso.

El juez Anthony Kennedy, magistrado conservador que ha defendido en ocasiones los derechos de los gays, llegó a cuestionar durante la audiencia si el Supremo hizo bien en aceptar el caso, que se refiere a una medida aprobada en referéndum en 2008 que ilegalizó las bodas gays poco después de que California reconociera ese derecho.

No obstante, los jueces hicieron un arduo cuestionario a Charles Cooper, abogado de los defensores de la Propuesta 8, a quien Kennedy recordó que hay aproximadamente 40,000 niños adoptados o concebidos por parejas homosexuales sólo en California, que “quieren que sus padres tengan un reconocimiento completo” de su unión.

“Sus voces son importantes, ¿o no?”, cuestionó.

No obstante, Kennedy reconoció que es difícil determinar cuáles son las con secuencias para la sociedad de permitir el matrimonio gay, una experiencia históricamente reciente.

Cooper instó a los jueces a no mediar en “un asunto tan difícil” y permitir que sean los votantes de los estados quienes decidan si desean aprobar o no el matrimonio gay.

Otros magistrados cuestionaron la noción de que la procreación sea la clave para definir el matrimonio, dado que hay “muchas parejas que se casan y no tienen hijos”, en palabras del juez Stephen Breyer.

La jueza Sonia Sotomayor preguntó, por su parte, qué “daño” han sufrido quienes defienden la Propuesta 8 a lo que Cooper replicó que se trata más bien de un “daño al Estado”.

En el turno del abogado que defiende la inconstitucionalidad de la enmienda, Ted Olson, los magistrados revelaron sus dudas y divisiones respecto al asunto del matrimonio gay.

El juez conservador John Roberts dudó que la prohibición de las bodas gay sea una afrenta contra la igualdad de los homosexuales, mientras que Sotomayor preguntó si el asunto puede ser comparable a las situaciones de incesto o poligamia.

Se espera que la máxima corte decida sobre el caso en junio.