Entregan evidencias en caso Cuevas

EL BRONX — Abogados de la defensa y la fiscalía confirmaron ayer haber recibido las evidencias del trágico caso que acabó con la vida del bodeguero Reynaldo Cuevas, de 20 años, a consecuencia del disparo realizado por un policía que lo confundió con un ladrón.

Las partes comparecieron ayer ante el juez Denis Boyle, en la Corte de El Bronx, indicando que estaba pendiente aún el video que recoge la acción policial.

Asimismo, se hicieron presentes en la audiencia dos de los acusados del robo que desencadenó la muerte de Cuevas.

La fiscalía —representada por Theresa Gottlieb— sostienen que Christopher Dorsey, de 18 años; y Orlando Ramos, de 33 —armados y enmascarados— entraron a robar —junto con Ernesto Delgado, de 29— en la bodega Aneurys, del 1299 de la avenida Franklyn, el 7 septiembre del 2012.

Cuando un cliente alertó a las autoridades y la Policía rodeó el local, Cuevas —junto al otro bodeguero, Félix Mora— aprovechó para escapar.

Sin embargo, en la huida, Cuevas salió corriendo sin levantar las manos y chocó afuera con un policía quien —revólver en mano— le disparó.

La investigación calificó el disparo de accidental y los presuntos ladrones han sido acusados de asesinato, ya que la muerte ocurrió durante la comisión de su crimen. Otros cargos son robo y posesión de arma de fuego con la que amenazaron y golpearon a los bodegueros. La demora en la entrega de evidencias fue por causa técnica, ya que la anterior copia no pudo abrirse, por lo que Gottlieb se comprometió a hacerla y entregarla a la salida de la conferencia.

“Todavía no he tenido oportunidad de ver el video [del disparo] para decidir qué tipo de mociones presento”, dijo César González, abogado de Dorsey.