Jueces de ‘La Voz Kids’ con sus cartas sobre la mesa

Conversamos con los entrenadores sobre sus expectativas del concurso
Jueces de ‘La Voz Kids’ con  sus cartas sobre la mesa
Los entrenadores del programa de Telemundo "La Voz Kids", Roberto Tapia, Paulina Rubio y Prince Royce/
Foto: cortesia

El intérprete de música regional mexicana, mostró su lado sensible al afirmar que quiere convertirse en entrenador, amigo y a veces padre de los miembros de su equipo.

Aunque posee la misma determinación de “Pau”, el músico reconoce que el simple hecho de estar en la competencia ya es un triunfo para los concursantes.

“Tengo muchas fortalezas, la más importante es mi experiencia de 17 años como artista, y el hecho de ser padre de familia me hace más sensible”, afirma.

Tapia reconoce que no ha tenido la oportunidad de ver el show pero que eso no disminuye su compromiso, y que además de una voz destacada también está buscando seguridad en el escenario, movimientos, y sentimiento a través de la canción.

Así mismo, el cantante asegura que está abierto a todos los géneros musicales y que la mayor amenaza de los otros jueces radica en la trayectoria de Paulina y el talento y juventud de Prince.

Simpatía y larga trayectoria.

Su sensibilidad puede quitarle determinación.

Aunque no se mostró especialmente habladora en nuestra conversación (¿quizás por todos los escándalos que han rodeado su divorcio?), lo cierto es que la “chica dorada” se manifestó emocionada con la oportunidad de participar en el reality show.

Sin duda, esperamos que la experiencia le ayude a superar sus difíciles circunstancias personales y por lo que pudimos detectar, “Pau” se encuentra totalmente sumergida en el concurso y determinada a ganar.

Considera que su fortaleza está en la popularidad que ya ha adquirido gracias a su trayectoria y participación en “La Voz México”.

“Estoy buscando una voz auténtica, multifacética y con fuerza”, manifiesta la cantante, quien también aseguró que su deseo para los integrantes de su equipo es que forjen su voz y encuentren su propio estilo.

Su larga trayectoria artística.

La calidad vocal de “Pau” puede ser debatida por algunos.

La cuota neoyorquina confiesa que ha sido un seguidor fiel del concurso en Estados Unidos, y que lo que le llamó la atención de este formato es la posibilidad de trabajar con niños, con los cuales se identifica ya que él también empezó su carrera artística muy joven, a los 13 años.

El bachatero piensa que aunque los otros entrenadores son muy competitivos, Paulina especialmente, y los dos tienen hijos, su ventaja sobre ellos es que él aun disfruta de cosas como los video juegos con lo cual los pequeños se pueden identificar, y que lo convierten en una especie de “hermano mayor”. Royce aclaró sin embargo, que trabajar diariamente con pequeños será algo nuevo para él.

“Paulina y Roberto tienen más trayectoria, pero yo tengo todo fresco en la mente, me acuerdo muy bien de cuando tenía 16 años y de cómo hacer algo de la nada, así que le puedo aconsejar a los niños”, dice el neoyorquino.

Prince también aseguró que no se va a limitar por géneros musicales pero que definitivamente busca a alguien con personalidad, que tenga magia e interactúe con el público. Ese personaje no tiene que ser perfecto porque precisamente busca a alguien que pueda ayudar a mejorar.

Carolina Pinto/EDLP

Su juventud y popularidad (y por supuesto ser neoyorquino).

Falta de experiencia con niños.